orden obliga a la empresa telefónica Verizon a entregar cada día desde esa fecha el conjunto de metadatos (número llamado, duración de las llamadas).

La decisión de la FISC, establece que "el guardián de los datos entregará a la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) (...) con una base diaria durante la duración de esta orden una copia electrónica de todos los detalles de llamadas o 'metadatos telefónicos'".

La orden concierne tanto a las comunicaciones "entre Estados Unidos y el extranjero" como "en el interior de Estados Unidos, y comprende las llamdas telefónicas locales", precisa la FISC.

La revelación de la existencia de este documento realizada por el exconsultor de la NSA Edward Snowden, desató a principios de junio una tormenta en Estados Unidos sobre el poder de la agencia de inteligencia y acusaciones de violación de la privacidad de millones de estadunidenses.

El director de Inteligencia Nacional, James Clapper, "estima que la publicación de estos documentos es de interés público" y "de interés para aumentar la transparencia", justificó la ODNI en un comunicado, en momentos en que debía fijarse una nueva audiencia en el Senado sobre el caso.

Clapper había hecho pública ya hace 10 días la decisión del tribunal secreto de renovar la autorización concedida a la NSA para recopilar las informaciones a instancias de Verizon.

El programa de recopilación de metadatos telefónicos fue creado por la ley Patriota (Patriot Act) de 2001 en el marco de la lucha antiterrorista, pero sus detractores consideran que contituye una violación del derecho a la vida privada de los estadunidenses.

Follow Us on Social

Most Read