En un estudio que realiza el jurista y economista Richard Posner, el Premio Nobel de Economía de 1992 aseguró que: “la brecha entre los salarios en México y Estados Unidos se está reduciendo”.
Explicó que las dos fuerzas que generan la inmigración, la del “empuje” o expulsión de trabajadores por un país con altos niveles de desempleo y bajos ingresos, y la de “atracción” por una nación con buenos salarios y oportunidades de trabajo, se desvanecerán.
“ Ev ident ement e , esto reduce la demanda de emigrar a Estados Unidos, sobre todo en las difíciles circunstancias que los migrantes i ndo c ument a do s enfrentan”, apuntó Becker.
La fuerza de “empuje” de México “ha d i s m i n u i d o debido a que su economía ha estado creciendo a un buen ritmo durante los últimos años”, sostuvo el economista de la Universidad de Chicago.
“Excluyendo la gran caída en 2009, la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real ha sido superior al cuatro por ciento”, añadió.
“La tasa de crecimiento de México a partir de 2009 supera con creces la tasa estadunidense de menos de dos por ciento, lo que es notable ya que 80 por ciento de todas las exportaciones mexicanas van a la actualmente deprimida economía estadunidense”, indicó.
Según Becker, la recesión de la economía estadunidense en los últimos cuatro años, puso fin temporalmente a la disponibilidad de puestos de trabajo, y las dificultades para hallar un buen trabajo animó a algunos i n m i g r a n t e s indocumentados a regresar a México.
Eso, y estricta vigilancia por parte de la Patrulla fronteriza, redujo en gran medida los cruces de indocumentados, de forma que la inmigración neta ilegal de México a Estados Unidos ha sido prácticamente nula y tal vez, incluso negativa, durante los últimos años, refirió.
Sostuvo que una vez que la economía estadunidense vuelva a su trayectoria de crecimiento con pleno empleo, no provocará que se reactive la inmigración mexicana al perderse el atractivo para hacerlo, ante la desaparición de la fuerza de “empuje” en México.
El economista destacó que la mejoría económica de México será otra causa importante que inf luirá para eliminar la migración hacia Estados Unidos.
Además, subrayó el caso de la caída de las tasas de natalidad en México durante el último par de décadas.
“No hace mucho tiempo que México era un país con altas tasas de natalidad, que produjeron muchos adultos jóvenes que tenían problemas para encontrar empleo. Ahora, la tasa mexicana de fecundidad -número de hijos que tiene una mujer a largo de su vida- ha caído a alrededor de 2.25 por ciento”, manifestó Becker.
“Está sólo un poco por encima de la tasa de reemplazo de la población de 2.1 por ciento. A diferencia del pasado, el número de jóvenes en México ya no crece rápidamente (...) por lo que el número de ellos que buscan trabajo (...), se encuentra a la baja”, expresó.
Según Becker, estas fuerzas combinadas vendrán a hacer que el debate sobre la migración en Estados Unidos pase a ser irrelevante.
Pero, apuntó, “incluso si no llegaran a adoptar nuevas políticas para reducir el f lujo migratorio, el número de nuevos inmigrantes de México no regresará ya más a los niveles previos a la recesión, porque las oportunidades económicas van en aumento en México y habrá menos jóvenes que necesitan encontrar puestos de trabajo”.

Follow Us on Social

Most Read