El presidente Enrique Peña Nieto abordó con los gobernadores del país temas relativos a la reforma educativa recién promulgada y las acciones legales en contra de la dirigente sindical Elba Esther Gordillo Morales.
En el marco de la reunión, el mandatario subrayó que la detención de la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es una acción jurídica y legal.
Aseguró sin embargo que su gobierno buscará privilegiar en todo momento el diálogo respetuoso con las maestras y los maestros del país.
Confió que la acción emprendida por la Procuraduría General de la República (PGR) sobre Elba Esther Gordillo no afecte el clima de paz y tranquilidad con que trabaja el magisterio nacional.
En su encuentro con los gobernadores y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, el mandatario reiteró que la detención de la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es una acción jurídica y legal.
De acuerdo con un comunicado, destacó que de ninguna manera se atenta contra el sindicato o sus dirigentes, y subrayó su respeto a la autonomía sindical y a las decisiones que los organismos sindicales asuman.
Reiteró que la reforma educativa va para adelante y confió en que se pueda consensuar la legislación secundaria en el marco del Pacto por México.
Peña Nieto precisó a los mandatarios estatales que la acción legal emprendida por PGR se debió a que se detectó un desvío de recursos del SNTE. Por lo tanto, puntualizó, se trata de proteger el patrimonio de los maestros del país.
Refrendó su compromiso de preservar el Estado plural y democrático que se ha venido consolidando entre todos los mexicanos en aras de alcanzar el México de progreso y de estricto apego a la legalidad.
Solicitó a los gobernadores su colaboración para socializar la reforma educativa en sus respectivas entidades, al igual que ya lo hace el Gobierno de la República a fin de explicar los verdaderos alcances de esa enmienda constitucional.
Exhortó a los gobernadores y al Jefe de Gobierno del Distrito Federal a precisar que la reforma educativa no tiene otro interés que el de lograr un impulso decidido a la calidad de la educación del país.
Por otro lado el presidente Enrique Peña Nieto refrendó por Twitter que nadie puede estar por encima de la ley.
En su cuenta @EPN, escribió: "Mi primera obligación como Presidente de la República, es cumplir y hacer cumplir la ley. Nadie puede estar por encima de ella".
Reafirmó su compromiso con los maestros de México: "mi Gobierno seguirá siendo su aliado en la misión de formar a las nuevas generaciones".
En otro mensaje por la misma red social, reiteró que "la transformación educativa va hacia adelante. Niños y jóvenes podrán escribir su historia de éxito".

Follow Us on Social

Most Read