20130304cnte

En protesta contra la reforma educativa, docentes incorporados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE) iniciaron un paro de labores de dos días en Oaxaca y Michoacán.

Las 13 mil escuelas de educación básica existentes en Oaxaca, están cerradas debido al paro de los maestros de la Sección 22 de la CNTE, lo que afecta al menos a un millón 300 mil niños.

Los maestros oaxaqueños se oponen a la reforma educativa porque elimina privilegios como la herencia de plazas, la nula evaluación docente, así como la asignación de plazas a estudiantes normalistas, sin valoración académica previa.

La Sección 22 reclama un plan alternativo, el cual propone la autoevaluación de los maestros, con exámenes previamente consensuados con los docentes, en lugar de la mencionada reforma.

 

MICHOACANOS SIN CLASES

José Ortega Madrigal, secretario general de la Sección 18 de la CNTE, declaró que el fin de la suspensión de clases es protestar contra la reforma educativa.

"Es un paro de labores por 48 horas como parte del plan de acción que hemos decidido implementar en contra de esta reforma educativa, que atenta contra la educación pública", expresó.

El líder magisterial estimó que más del 60 por ciento de los aproximadamente 11 mil planteles educativos del nivel básico que hay en Michoacán, se sumaron al paro. La cifra de alumnos afectados con dicha suspensión, podría superar los 700 mil. Sin embargo, reportes de la Secretaría de Educación en el Estado aseguran que la mayoría de las escuelas están trabajando con normalidad.

Ortega Madrigal considera que la Reforma Educativa favorecerá a la educación privada y reducirá los beneficios logrados por el magisterio, además de impactar en los métodos de promoción y asignación de plazas.

Follow Us on Social

Most Read