Purificación Carpinteyro

La iniciativa de telecomunicaciones “es mucho más que una prueba de fuego para el Gobierno federal. Aquí es donde las palabras se tendrán que demostrar con hechos, de que nadie está por encima de la ley” afirmó la diputada del PRD Purificación Carpinteyro Calderón; al advertir que esta reforma definirá quién gobierna en este país, si el Ejecutivo o los poderes fácticos que podrían ver sus intereses afectados.


Sostuvo que los grupos que manejan este sector han concentrado no solamente poder económico y de mercado, sino poder político que había impedido, por más de quince años que todas las regulaciones fueran a favor de particulares y contrarios a los intereses de la población en general, apuntó legisladora especialista en telecomunicaciones.
”Ahora es cuando vamos a ver si efectivamente el gobierno está comprometido con lo que dice el Presidente Enrique Peña Nieto, de que nadie está por encima de la ley, y que no hay más poder que el poder el Estado”, sostuvo la legisladora por el Distrito Federal.
Respecto al monopolio que ha prevalecido en telecomunicaciones, aclara la diputada Carpinteyro Calderón que no son los grupos particulares los que han violado el artículo 28 constitucional, que prohíbe los monopolios, sino “las mismas autoridades al no garantizar que los bienes de la nación no queden concentrados en pocas manos”.
Los grupos privados es obvio que van a defender sus intereses, es legítimo, y no responden a los intereses de la nación, sino a intereses de sus accionistas y hacen su trabajo, y se podrá decir bien o mal que son patriotas o antipatriotas, pero eso ya es un juicio que elaborara cada quien.
El hecho es que su obligación es atender los requerimientos de sus accionistas, y éstos procuran obtener el mayor rendimiento de sus inversiones: hacer más dinero, pero eso no significa que busquen  el bien nacional, eso beneficia solo a los propietarios, explicó.
“Es la autoridad la que tiene la obligación de vigilar y cerciorarse que esos intereses siempre se rijan por el bienestar de todos los mexicanos y no nada más de grupos particulares, entonces quien incumple en todo caso es la autoridad, y que quién lo ha incumplido desde hace 15 años es la autoridad”, refrenda.
Al respecto, Ricardo Monreal Ávila, líder de la bancada de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, manifestó simpatía porque se rompan los monopolios, es un avance dijo, al calificar la propuesta como necesaria para sacudir a estos grupos,  sin embargo, criticó el que la mayoría de los legisladores desconozcan el contenido detallado de dicha reforma, “es una vergüenza”.
Lamentó que el Congreso se haya convertido sólo en una oficialía de partes, ya que en los hechos es sustituido por una élite política gubernamental, “no somos invitados a estas fiestas palaciegas”, por lo que sería conveniente cambiarlo ya que resulta muy costoso para el país. “Ahora el Congreso se está viendo reducido a levantar la mano”, precisó el legislador federal.
Monreal Ávila estimó que la iniciativa en telecomunicaciones llegará a la Cámara de Diputadas muy avanzada, con el apoyo de las bancadas del PRI, PAN y PRD, de ahí previo que se procesará en tiempo récord, pero aclaró que la analizarán y de no contener lo que a su juicio se requiere para garantizar la apertura, Movimiento Ciudadano presentará una propuesta que se sume a la del Pacto por México.
En especial en lo referente a la radio comunitaria precisó la también diputada de MC, Luisa María Alcalde Luján, en virtud, de que su existencia, función y regulación no existe en ninguna ley, cuando su importancia en vital porque conecta a las comunidades más pobres con la información y sirve de tribuna para difundir su problemática social, económica, política y cultural; de no incluirla la iniciativa del Pacto, dijo que su bancada la presentará en la Cámara Baja.
La apertura para que no haya monopolios y pueda cualquier inversionista nacional competir en igualdad de circunstancias en  canales de televisión y estaciones de radio lo celebró, ya que el monopolio ha ido en detrimento de una sana competencia, al advertir la necesidad de revisar el contenido de los programas, porque las televisoras son poderosos comunicadores, formadores de ciudadanos, concluyó.

Luz María Alonso Sánchez/This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Follow Us on Social

Most Read