hipertension

El programa Preven IMSS del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), incluye campañas para detectar y atender la hipertensión arterial, conocida como “el enemigo silencioso del hombre”.

El jefe del Servicio de Cardiología Preventiva y Rehabilitación del Hospital de Cardiología, del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, Samuel Justiniano Cordero, recordó que en las últimas dos décadas la salud de las personas se ha deteriorado a consecuencia del estrés, la mala alimentación y el sedentarismo.

Esto ha provocado un incremento exponencial en los factores de riesgo cardiovasculares, entre ellos la hipertensión, expuso en un comunicado.

Detalló por ello que las campañas de prevención se orientan a divulgar que no hay mejor tratamiento que prevenir la enfermedad, porque de hacerlo no va a requerir atención médica especializada y evitará problemas.

El fin del Programa PrevenIMSS es lograr un impacto favorable en la salud de los usuarios, al disminuir el costo económico y social de la atención de enfermedades, en especial las crónico-degenerativas; en tanto que la atención se otorga de acuerdo con la edad, sexo y factores de riesgo del derechohabiente.

La hipertensión es una enfermedad crónica que se caracteriza por el aumento de las cifras de presión arterial en forma continua. El rango varía de acuerdo al peso, altura y edad de cada persona, aunque se podría establecer como normal hasta 130/80.

Los factores de riesgo son diversos porque con los años las arterias se tornan más rígidas, por alto consumo de sal, embutidos, alimentos en conserva y con alta concentración de grasas saturadas como el colesterol y triglicéridos así como la comida chatarra.

Además, el tabaquismo, la vida sedentaria, la obesidad, el sobrepeso y la diabetes son padecimientos que se asocian a la hipertensión, a lo que debe añadirse el aspecto emocional y psicológico, vivir en grandes ciudades o estrés, que pueden aumentar la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

El especialista alertó sobre el aumento de niños y adolescentes obesos con sedentarismo que repercute en problemas cardiovasculares en gente joven. “Esto quiere decir que cada vez hay más niños y jóvenes hipertensos, y con insuficiencia renal”.

Por ello, recomendó realizar cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio que ayuda a los sistemas auto reguladores a funcionar correctamente, además incrementar el consumo de verduras, disminuir la ingesta de alcohol, mejorar y reformular los alimentos.

Follow Us on Social

Most Read