alga

El nombre ‘espirulina’ parece sacado de una película de ciencia ficción, podría ser parte de la familia de la “Criptonita” o algo parecido, pero sus raíces son tan simples y naturales que la han convertido en el superalimento más deseado. Para entender el porqué de su popularidad, tenemos que entender qué es lo que la hace tan maravillosa.

La espirulina es el alga unicelular más antigua del planeta y crece en forma de espiral; de allí su divertido nombre.

Su color es azul con rasgos verdes gracias a su alto contenido de ficocianina y clorofila sus dos componentes fundamentales que hacen de la espirulina un verdadero milagro de la naturaleza.

La ficocianina, es el desinflamatario más eficaz encontrado en la naturaleza y como si esto fuese poco, tiene propiedades analgésicas, de hecho, un estudio realizado por el Departamento de medicina interna de la Universidad de Tokai reveló que la espirulina disminuye el colesterol y sirve como desinflámatorio, ayudando a curar enfermedades de inflamación crónica como: osteoporosis, Alzheimer, diabetes y hasta artritis.

Asimismo, la Organización de las Naciones Unidas en conjunto con el “Instituto Intergubernamental para el uso de microalgas”; recomienda esta ‘maravilla’ para combatir la desnutrición.

En el caso de la clorofila, esta activa el metabolismo celular; desintoxicando nuestra sangre y mejorando nuestro sistema inmunológico. Además, es conocida por ayudar al organismo a generar glóbulos rojos y facilitar el flujo sanguíneo, bondades que han revolucionado la medicina.

La espirulina tiene en la ficocianina y la clorofila magníficos componentes pero, su poder no termina allí; es la fuente natural con mayor contenido de vitamina B12, hierro, magnesio, potasio, antioxidantes y proteína vegetal.

No por casualidad la UNESCO la declaro como el alimento del milenio, ya que investigaciones a nivel mundial aseguran que esta planta puede ayudar a disminuir el colesterol, mejora la flora intestinal, equilibra la glucosa en la sangre, ayuda a quemar grasa y activa las funciones cerebrales.

Lo mejor de la espirulina es que la puedes conseguir en pastillas, polvo, caramelos, galletas y en su forma natural, con la cual se preparan deliciosas y nutritivas ensaladas, es recomendable para aquellas personas que han decidido disminuir su consumo de proteína animal, así como quienes pretenden llevar una dieta basada en el consumo de frutas y vegetales.

Follow Us on Social

Most Read