metrobus

Es necesario que la Secretaría del Medio Ambiente (SMA) vigile el puntual cumplimiento de las obras de mitigación y compensación por el derribo de 558 árboles en la construcción de la línea cinco del metrobus.

El líder del PVEM del DF Samuel Rodríguez Torres, exige a las autoridades que frenen más obras que impliquen el derribo de árboles, dado que en los últimos años diversas obras capitalinas afectaron y disminuyeron la población arbórea, sin que exista la certeza de que hubo una compensación real.

Informó que el Partido Verde desarrolla un censo de los árboles existentes en avenida Eduardo Molina y será vigilante de que no se cometan excesos contra la ecología y el medio ambiente.

De igual forma solicita a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) que compruebe que la obra del metrobus cumpla el compromiso por los 558 árboles, pues en teoría 141 serán trasplantados -entre ellos 16 fresnos y cedros- que están protegidos por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico Arquitectónico del Distrito Federal.

La SMA autorizó en esta obra derribar los árboles con la condición de que a cambio, se planten tres ejemplares por cada árbol derribado, lo que supone la siembra de mil 674 nuevos árboles con una altura mínima de 2.5 metros, los que deberán ser documentados árbol por árbol y ubicación del lugar en el que se instalarán.

Angélica Chacón, secretaria de Ecología del Verde DF afirmó que cada árbol derribado afecta la calidad del aire citadina y requerimos que los concesionarios del Metrobus, presenten las pruebas sobre la reposición que harán de los árboles.

Actualmente a lo largo de la avenida Eduardo Molina se encuentran instalados diversos gimnasios al aire libre, canchas de fut bol y zonas de entrenamiento de box, que sirven como distracción a los vecinos y evita que los jóvenes sean víctimas del narcomenudeo que opera en sus colonias.

Follow Us on Social

Most Read