mvs

Luego de darse a conocer que Ana María Orozco Castillo, ex pareja sentimental de Genaro Góngora Pimentel, ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, fue encarcelada por una denuncia que él mismo presentó, de acuerdo a una investigación  de Noticias MVS, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Ríos Garza, descartó que haya tráfico de influencias en el caso.

Entrevistado luego de la inauguración de la fiscalía para combatir la trata de personas, subrayó que la consignación de esa mujer por el delito de fraude genérico se lleva a cabo por existir elementos de prueba, por eso la jueza del caso dictó auto de formal prisión.

Detalló que en la dependencia a su cargo existe otra indagatoria por presunta violencia intrafamiliar que denunció el ministro en retiro Genaro David Góngora Pimentel, la cual se encuentra en integración y en su momento se determinará el ejercicio o no de la acción penal.

“En el caso del ex ministro Góngora Pimentel existen dos temas: uno, que está en proceso ante un juzgado, y tengo entendido que ya salió el cierre de la instrucción, y se espera que el juez dicte sentencia, esperaremos a que eso suceda”, expuso.

Respecto a la presunta violencia intrafamiliar, todavía está en integración la averiguación previa, “por lo tanto seremos respetuosos del comentario, pero en la Procuraduría no vamos a permitir el tráfico de influencias”, precisó.

Sobre la posibilidad de que la PGJDF sea presionada por la investidura de Góngora Pimentel, sostuvo que la dependencia actúa siempre conforme a derecho, respetando los derechos humanos y el ofrecimiento y desahogo de pruebas que se da dentro de una averiguación previa.

Ríos Garza afirmó que en el proceso por el delito de fraude genérico, relacionado con la compra de un inmueble que Ana María Orozco puso a nombre suyo, será la titular del juzgado correspondiente quien determine si es culpable o no.

Cabe señalar que Ana María Orozco Castillo, ex pareja sentimental del ministro y madre de 2 niños con autismo, se encuentra en Santa Martha Acatitla desde junio del 2012 por fraude, luego de que pusiera a su nombre una casa en Xochimilco.

Góngora le había dado 2 millones de pesos para comprar la propiedad y le pidió que la pusiera a nombre de David y Ulises, quienes padecen autismo. Ana María no lo hizo porque "se trata de menores de edad". 

Sin embargo, familiares y abogados de Orozco denunciaron que hubo “tráfico de influencias” en el caso con los jueces del Distrito Federal, pues la encarcelada lo habría denunciado previamente por no otorgar la pensión alimenticia correspondiente.

Góngora Pimentel es de los jubilados mejor pagados: 350 mil pesos mensuales. “Sin embargo le daba lo que quería a su ex pareja para los gastos de los niños”, habría denunciado el abogado.

Inicialmente, se había establecido una pensión de 35% del salario del ex ministro pero, según el abogado de Orozco, eso jamás se ejecutó porque Góngora apeló de inmediato. La pensión se redujo a 50 mil pesos mensuales.

Una jueza del DF ordenó la aprehensión de Ana María en mayo del 2012; el 7 de junio fue ingresada a Santa Martha Acatitla.

BUSCA LA CUSTODIA

La misma investigación de MVS da cuenta que el 25 de junio de 2012, Góngora exigió la custodia que durante seis años no había peleado. La abuela y una tía, quienes estaban a cargo de los niños, aceptaron su petición.

Un día después de firmado el acuerdo, Góngora se retractó y pidió hacerse cargo de los dos niños, de esta forma, además, no pagaría la pensión alimenticia de 50 mil pesos.

En diciembre de 2012, una juez federal en materia civil en el DF resolvió que la tía y la abuela mantengan la custodia de los menores mientras se resuelve el juicio de lo familiar.

Para hacerse cargo de los menores, su abuela trabaja como empacadora en un centro comercial.

Margarita Castillo refirió que ha intentado negociar con el ex ministro pero que él sólo le ha respondido con amenazas: “Se los quiere llevar para darlos en adopción”,  acusó. Asimismo, refirió que Góngora le pidió que declare contra su hija y que al negarse, la amenazó.

El ministro en retiro  también acusó a Orozco Castillo de violencia intrafamiliar. Para ello contrató a una psicóloga y a un psiquiatra para que dieran fe del supuesto maltrato, según denunció la madre de la acusada.

Follow Us on Social

Most Read