El equipo del PSV Eindhoven, que tiene entre sus filas al futbolista mexicano Érick

 Gutiérrez, logró ayer una sufrida victoria de 2-1 contra Vitesse y de este modo continúa con el sueño de meterse a puestos de Champions.
El título de la Eredivisie está lejos ante el paso irregular en esta campaña, por lo que el objetivo del PSV es afianzarse en puestos de competencias europeas y apunta a la Champions League.
El atacante esloveno Tim Matavz fue un dolor de cabeza para el PSV, pero careció de tino en la cancha del Estadio GelreDome.
Antes del descanso, Érick Gutiérrez sustituyó a Jorrit Hendrix, quien se fue lesionado a los 34 minutos.
En el amanecer del complemento, PSV no mejoró y un error infantil de la defensa en la salida propició el gol de Matavz a los 50 minutos para el 1-0, sin embargo, la satisfacción le duró poco a los de casa.
Al minuto 59, Armando Obispo cometió un penal dudoso y Sam Lammers se encargó de cobrar para poner los cartones 1-1. En un parpadeo la visita dio la vuelta al marcador 2-1, al 63’, tras una buena jugada individual de Cody Gakpo.

Follow Us on Social

Most Read