Después del empate a un gol ante Napoli, el mediocampista del Barcelona, Sergio

 Busquets, lamentó la falta de profundidad en la plantilla del equipo, esto debido a que deberán prescindir de algunos jugadores importantes para el partido de vuelta en la UEFA Champions League.
Busquets, quien recibió una tarjeta amarilla al minuto 49 y que se perderá los últimos 90 minutos, advirtió que el plantel tendrá que trabajar a marchas forzadas para sustituir a por lo menos tres elementos que no verán acción el próximo 18 de marzo.
"Hemos tenido la expulsión de Arturo, lo de Piqué ojalá no sea nada. Afrontarlos con lo que somos, somos una plantilla corta, desgraciadamente la planificación ha sido así", sentenció.
De igual forma, consideró que el compromiso de ida por los octavos de final de la Champions, que empataron 1-1 con Nápoles, fue complicado, debido a que el equipo de casa se encerró y existieron muy pocos espacios para llegar hacia la portería rival.
"Ha sido un partido muy complicado, estaban frescos, tenían una línea de cuatro y otra de seis, era difícil encontrar espacios por dentro. Lo hemos intentado, no ha podido ser y en una ocasión de mala suerte nos han marcado, no lo merecían pero así es el futbol. Sabíamos que iban a bajar el ritmo, abrir espacio y allí hemos aparecido", agregó.

Follow Us on Social

Most Read