Casi en todo el mundo las recomendaciones de los gobiernos

 han sido evitar los sitios con decenas de personas a nuestro alrededor para evitar la propagación del coronavirus, sin embargo la presencia del fuego olímpico ha hecho que esto se olvide en Japón.
Enormes multitudes se detuvieron para ver la llama olímpica cuando se puso en exhibición en la estación de tren de Sendai en la prefectura japonesa de Miyagi, a pesar de los consejos de aislamiento.
Los informes locales estimaban que hasta 50 mil personas se habrían reunido al rededor del fuego olímpico. Muchos llevaban máscaras faciales mientras se forman durante horas para tomar fotografías de la llama ardiendo en un caldero en la estación.
Una mujer de 70 años sin nombre le dijo a la emisora nacional japonesa NHK: "Hice cola durante tres horas, pero ver la llama olímpica fue muy alentador", Sendai fue devastada por el tsunami y el terremoto de 2011.
El epicentro había estado a sólo 130 kilómetros al este de la ciudad y la exhibición había sido arreglada como parte del programa "Flame of Recovery" que duró casi una semana.
La Llama se exhibiría en toda la región durante la próxima semana antes de que el relevo de la antorcha comience formalmente el 26 de marzo, cuando las ganadoras de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011 serán portadoras de la antorcha en J-Village, un centro de entrenamiento de fútbol en Fukushima utilizado como operaciones para los trabajadores que lucharon contra la crisis nuclear de 2011.
El sitio web oficial de Tokio 2020 todavía cuenta con un video publicado antes de la crisis del coronavirus, mostrando una pose sugerida para los portadores de la antorcha llamada "Conectando entre sí".
Muestra al paralímpico Aki Taguchi y a la actriz Satomi Ishihara demostrando un movimiento que termina con ellos muy cerca, con los brazos alrededor del otro.

Follow Us on Social

Most Read