Flushing Meadows (Nueva York, EE.UU.), 24 ago .- El inglés Andy Murray, número 134 del mundo derrotó este lunes por 6-3, 3-6 y 7-5 al alemán Alexander Zverev y avanzó a la tercera ronda del Torneo de Cincinnati.

 El exnúmero uno del mundo chocará en la tercera ronda con el canadiense Milos Raonic, quien el domingo venció por 6-4 y 6-4 al estadounidense Sam Querrey.

Murray, que volvió a las pistas después de más de un año de ausencia por una lesión recurrente en la cadera derecha, fue hoy protagonista en la pista Grandstand, de Flushing Meadows, donde este año, debido a la pandemia del coronavirus, se disputa el Masters 1000 de Cincinnati.

Murray, de 33 años, demostró desde el principio del partido gran preparación física y toques del tenis que lo llevaron a la cima del ránking mundial.

Seguro con su saque y golpes desde el fondo de la pista, Murray dominó la primera manga con parcial de 5-2 y la cerró con su propio saque en tan sólo 49 minutos de duración.

Murray jugó mucho mejor que la joven promesa alemana, que no tuvo respuesta al tenis completo que le presentaba su rival.

Aunque en la segunda se recuperó y gracias a su mejor saque y más desgaste de energía pudo empatar el partido, en la tercera todo volvió a una lucha entre la clase y la experiencia de un excampeón del Abierto de Estados Unidos y la juventud de una promesa a la que todavía le queda un largo camino por recorrer.

Murray supo definir en los momentos decisivos con los golpes que le dieron los tantos ganadores que al final le permitieron vencer después de dos horas y 31 minutos que duró el partido.

El duelo entre Murray y Raonic, trigésimo del mundo, será el decimotercero, con ventaja amplia para el inglés por 9-3.

Mientras que el enfrentamiento entre Murray y Zverev fue el segundo con marca perfecta de tenista inglés (2-0) después que en el primero también lo ganó, pero en sets corridos, en el Abierto de Australia del 2016, cuando Zverev tenía 18 años y estaba en el puesto 83 de la FedEx ATP Rankings.

Ahora como séptimo del mundo, Zverev tampoco pudo con Murray, que acertó cuando dijo que si el tenista alemán no tenía su mejor día con el saque, las acciones de ganarlo se incrementaban y eso fue lo que sucedió.

"Sabía que iba a ser una buena prueba para mi y me siento muy contento de la manera que he jugado, respondido en la pista y el haber ganado", declaró Murray.

Del futuro en el torneo, Murray reiteró que ira partido a partido y los resultados serán los que respondan a la condición en la que se encuentra para competir.

Follow Us on Social

Most Read