Por segunda carrera consecutiva, el piloto tapatío cerró en cuarta posición, lo que le deja un sabor agridulce

 Por segunda carrera consecutiva, el mexicano Sergio "Checo" Pérez se quedó a un lugar del podio. El piloto de Racing Point cerró el Gran Premio de Eifel en cuarta posición, que deja un sabor agridulce.

Un accidente en el McLaren de Lance Stroll, provocó la salida del auto de seguridad sobre el circuito de Nurburgring, Alemania, justo cuando "Checo" batallaba con Daniel Ricciardo (Renault) por el tercer sitio. Esa pausa, fue mejor aprovechada por el australiano, que amarró su lugar en la celebración con champaña.

"Sin el safety car, hubiéramos tenido una mejor oportunidad [de podio] y de alcanzar a Daniel, quien iba muy rápido. El auto estuvo en grandes condiciones. Me voy con un buen día por el equipo porque Nico [Hulkenberg] tuvo una gran carrera y sumamos puntos. Parecía ser una mala carrera, pero terminó siendo una muy buena", comentó Pérez, al término de la carrera.

Hulkenberg sustituyó a Lance Stroll, quien se enfermó del estómago y no pudo competir en Nurburg. El alemán cerró octavo y le dio cuatro puntos a Racing Point en el campeonato de Constructores.

"Días como el de hoy, serán importantes para el cierre de la temporada", comentó el tricolor, ubicado en la quinta posición de la campaña, con 68 unidades, a 10 del cuarto posicionado, Ricciardo.

Entre los equipos, el rosa marcha tercero (120), por detrás de Red Bull (211) y Mercedes (391).

Pérez volvió a dar largas sobre su futuro, ya que no tiene escudería para el 2021: "Quiero seguir en F1, pero quiero un buen proyecto".

Follow Us on Social

Most Read