Londres, Inglaterra, 2 noviembre 2020 - Mercedes celebró el lunes su séptimo título consecutivo en el campeonato de constructores de Fórmula Uno con copas de champán levantadas de forma remota y entregas especiales de mascarillas a domicilio.

 El equipo dominante de la F1 está acostumbrado a brindar por sus éxitos, pero en medio de la pandemia de COVID-19, y con mucho personal trabajando desde casa, el triunfo de este año será muy diferente al de los seis anteriores.

En el pasado, el personal de la fábrica en Brackley y de la planta de motores de Brixworth se reunía para tomarse una fotografía grupal con pilotos y directivos antes de los discursos de agradecimiento y una charla motivacional.

Pero este año las cosas cambiaron.

“Los empleados que trabajan desde casa han recibido champán y mascarillas del campeonato (...) y la gente de la fábrica ha recibido lo mismo”, dijo un portavoz.

Andrew Shovlin, jefe de ingeniería en pista, dijo después del Gran Premio de Emilia Romaña del domingo en el circuito italiano de Imola que esta será una celebración extraña.

Follow Us on Social

Most Read