MEXICO, lunes 12 de junio 2021.- Los mexicanos Vega, Oetling, Berenguer y Pérez volarán este martes con destino a la capital japonesa; realizarán una preparación previa al debut de la disciplina en Enoshima

 Luego de haber vivido una atípica preparación olímpica debido a las complicaciones derivadas del covid-19, la incertidumbre terminó para los cuatro veleristas mexicanos que participarán en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, ya que tras una espera más larga de lo habitual, en las primeras horas de este martes emprenderán el esperado camino a tierras niponas con "buenas sensaciones".

Demita Vega de Lille e Ignacio Berenguer Lleonart, especialistas en Tabla Vela, volarán desde Cancún con el entrenador Adrien Gaillard, mientras que Elena Oetling Ramírez (Láser Radial) y Juan Ignacio Pérez Soltero (Finn) viajarán desde la Ciudad de México acompañados del entrenador Giorgio Elena.

"Estoy muy contenta y emocionada, sé que estoy lista y todo lo que pude haber hecho en mi preparación lo hice, sé que tome las oportunidades y me siento preparada, ya tengo muchas ganas de que inicien los Juegos Olímpicos", reconoció la jalisciense Oetling Ramírez, en plática con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

"Aunque tuve días de estrés, afrontaré este reto como lo hago con otras competencias importantes con la misma mentalidad y temple, el hecho de ser los primeros Juegos para tres de nosotros es una ventaja en este momento porque al ser una edición tan distinta, en comparación con las anteriores, todo es nuevo y las condiciones estarán bien porque será nuestra primera experiencia", agregó.

Tras varios meses de fogueo y competencias internacionales, los cuales alimentaron su preparación y aprendizaje, Elena Oetling destacó que la confianza y creer en ellos mismos será la clave para destacar en Enoshima, sede de la disciplina, el cual es el primer puerto en Japón con capacidad para llevar a cabo competiciones deportivas.

"Hay que confiar en el proceso, en las personas que nos guiaron, en el trabajo que se hizo y confiar en mí, de que tengo las herramientas, la preparación que se hizo, la experiencia, principalmente es eso, dejar de dudar y de compararse con los demás, confiar en que uno tiene la capacidad y tiene lo que se necesita para hacer un buen papel", comentó.

Por su parte, Demita Vega destacó que Tokio 2020 es una importante oportunidad para demostrar las habilidades de los mexicanos en la vela, una las disciplinas más antiguas en el calendario olímpico, pues en comparación con Río 2016, donde hubo tres exponentes nacionales, ella incluida, ahora serán cuatro atletas en tres modalidades distintas, lo que la hace vivir esta edición con más emoción y experiencia.

"Es una gran oportunidad, es una bendición que se lleven a cabo los Juegos y más aún que nosotros podamos ser parte de ellos; me siento muy afortunada de tener un lugar y ser parte de esta delegación, ya que son los Juegos que estoy viviendo con más entusiasmo y enfocada, las sensaciones previas también se disfrutan con el recibimiento del uniforme, el viaje, las atenciones y cuidados que hemos tenido, pues tras la incertidumbre, ahora hay más claridad", destacó.

A diferencia de Oetling, Berenguer y Pérez, quienes tendrán su debut olímpico en Tokio 2020, Vega sumará su tercera justa de verano tras sus actuaciones en Beijing 2008 y Río 2016, lo que la motiva aún más, pues aseguró "me siento más lista que nunca".

"Me siento muy contenta, estoy en un escenario más padre del que me encontraba en mis dos ediciones anteriores de Juegos Olímpicos; estoy libre de lesiones, progresando mucho en cada entrenamiento que tengo y siento que voy a tener mi mejor desempeño y un gran papel, tengo muchas ganas de ir y estoy disfrutando cada paso del proceso, así como desde que comencé en esta disciplina", compartió.

"Esa sensación de contacto con la naturaleza sigue siendo la misma, ese amor por el deporte que hago también hasta más fuerte porque lo he cultivado mucho a través de los años, esa sensación no se ha ido y es por eso que he continuado en mi carrera deportiva, en el momento que pierda esa conexión tan bonita que tengo con el mar y con mi material, ese día me retiraré, por ahora esa sensación es hermosa y poderla tener en diferentes mares y además en unos Juegos Olímpicos lo magnifica", comentó.

Los veleristas realizarán una preparación previa de aproximadamente 10 días, donde buscan adaptarse al clima, viento, corriente y marea de las aguas asiáticas, ya que el debut de la disciplina se tiene agendado para el 25 de julio.

Follow Us on Social

Most Read