MÉXICO, 16 de noviembre 2021.-- La tiradora cuenta con las bases que le dieron el ser medallista en Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018; cierra su preparación en el CNAR rumbo al evento continental


A sus 18 años, Andrea Victoria Ibarra Miranda, es una promesa del tiro deportivo, con logros que van desde campeonatos nacionales hasta una medalla de bronce en los pasados Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, el cual fue su punto de referencia para afrontar el nuevo reto en su carrera, que serán los Juegos Panamericanos Juveniles Cali-Valle 2021.

En entrevista con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), la originaria de Hermosillo, Sonora, especialista en pistola de aire, compartió que después de tres años de aquel logro histórico que la situó como la primera mujer mexicana en subir al podio en una competencia olímpica, cuenta con más experiencia sobre cómo afrontar una justa de alto calibre.

“Los Juegos Olímpicos de la Juventud significaron mucho para mí, me aportaron demasiado a mi carrera porque fue una competencia con atletas muy preparados y hubo un alto nivel, pero ahora Cali lo tomo con más concentración, experiencia y aprendizaje porque no debe influir qué atletas o países estén, solo debo enfocarme en lo que tengo que hacer y tirar”, comentó.

“Tengo que prepararme más para triunfar porque sí tengo la experiencia, pero todos vamos bien preparados y con los mismos objetivos, así que tengo que enfocarme, prepararme demasiado y concentrarme en mi tirada sin buscar puntuaciones, tirar y divertirme”, añadió.

A nueve días de que arranque de manera oficial los Juegos Panamericanos Junior, Andrea Ibarra inició la recta final de su preparación al arribar el lunes a la Ciudad de México para ingresar al Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), junto con su entrenador Aurelio Pérez, donde permanecerá una semana, pues el próximo lunes 22 de noviembre volará a la ciudad colombiana.

“Hemos entrenado bastante y me siento preparada para la competencia; las emociones son inexplicables, muy bonitas, aunque también hay nervios, pero me da mucha felicidad estar en la primera edición de estos Panamericanos Junior, estoy muy emocionada y voy con todo”, dijo.

“En esta última semana, los entrenamientos serán intensivos, he estado tirando muy bien y por eso ansío estar en el CNAR porque las instalaciones son mejores, completas, estaremos todos reunidos y será un buen cierre de trabajo”.

“Mi rival número uno, soy yo”

Lo que empezó como una actividad de curso de verano hace ocho años, el tiro deportivo se ha convertido en un maestro para Andrea Ibarra, del que, asegura, ha aprendido virtudes que le han ayudado a forjar su camino y aunque en este tiempo se ha medida ante contrincantes nacionales e internacionales, sabe ser exigente con ella misma en busca de su superación.

“Me gusta mucho tirar, el campo, la adrenalina, competir; el tiro me ha enseñado a tener paciencia, tolerancia, control personal; todas las atletas somos buenas, nos esforzamos por eso no me enfoco en un rival en específico, mi rival número uno soy yo, me exijo para alcanzar las metas y creo que vamos por buen camino”, finalizó.

La selección nacional de tiro deportivo está compuesta por cuatro mujeres (Andrea Ibarra, Elizabeth Nieves, Heidy Alvarado, Luisa Márquez) y cuatro hombres (Carlos Quintero, Hugo González, Josué Meneses y Ricardo Valencia), quienes comenzarán actividades el 26 de noviembre.

Follow Us on Social

Most Read