La Justicia de Francia investiga como "atentado terrorista" la explosión ocurrida el pasado 30 de diciembre cerca de Yeda, Arabia Saudita, la cual afectó a un vehículo de asistencia del Rally Dakar y que hirió al piloto francés Philippe Boutron.

Este martes, la Fiscalía Nacional Antiterrorista indicó en un comunicado que ha abierto una investigación preliminar por "tentativa de asesinatos en relación con una organización terrorista".

El vehículo afectado estaba ocupado por otros cinco franceses. Las investigaciones están en manos de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI, los servicios secretos).
La organización de la prueba, ASO, indicó en un comunicado recogido el sábado por el diario Le Monde que el piloto resultó herido en la pierna y tuvo que ser operado en Arabia Saudita.

Ese mismo día, el Ministerio francés de Exteriores instó a sus nacionales en ese país a la "vigilancia máxima" y dio a entender que la hipótesis de un acto criminal no estaba descartada, además de recordar que "la amenaza terrorista persiste en Arabia Saudí".
Por su parte, el Ministerio del Interior saudí calificó lo sucedido de "accidente" y no contempló ninguna sospecha sobre un posible "origen criminal" de la explosión, según señaló Le Monde en su web.

El director del rally, David Castera, había precisado en la cadena France 4 que el coche afectado era un vehículo de apoyo del equipo francés Sodicars, y que la deflagración se produjo en el momento en que iba a hacerse las distintas comprobaciones técnicas antes de la carrera.

Follow Us on Social

Most Read