México, 22 de junio 2022 :-: La entrenadora del conjunto nacional de gimnasia rítmica destacó el nivel de sus pupilas, quienes están para

pelear los primeros lugares en Brasil; la justa continental será clasificatoria al Mundial y otorgará plazas a San Salvador 2023

Emocionadas y listas para iniciar un nuevo ciclo olímpico es como se declara el equipo nacional de gimnasia rítmica, que afina detalles técnicos y artísticos en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), rumbo al Campeonato Panamericano de la disciplina, que se llevará a cabo en Río de Janeiro, Brasil, del 7 al 10 de julio.

Dicha justa continental servirá de clasificatorio para el Campeonato Mundial, en Sofía, Bulgaria, programado del 14 al 18 de septiembre; además, de que marcará el inicio del proceso a París 2024, pues también, repartirá las primeras plazas para los Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023.

“La clasificación se va a dar en el all around, debemos quedar dentro de los primeros tres lugares para poder ir al Mundial y en este debemos colocarnos dentro de las 24 del ranking mundial para poder aspirar a la siguiente justa del orbe, que es clasificatoria a los Juegos Olímpicos París 2024; además, tenemos en puerta los centroamericanos”, compartió Blajaith Aguilar Rojas a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

Ante este hecho, la entrenadora del conjunto nacional se encuentra trabajando a marchas forzadas para llegar en las mejores condiciones al certamen, que calificó como el “más importante del año”, donde México mostrará su nivel ante las potencias de América: Estados Unidos y Brasil.

“Es una competencia fundamental en este año para nosotros, es un evento fuerte, tanto para el conjunto como para el equipo individual, de mayores y juveniles, todos nos estamos preparando rumbo a este Panamericano; las chicas están trabajando bastante bien, están comprometidas, tenemos un equipo joven, nuevo, que va por buen camino y que tiene el nivel para pelear con las potencias de américa”, dijo.

El competir en Europa, donde el conjunto obtuvo medallas históricas en copas mundiales, les ayudó para ver el nivel de los demás países, en especial de Brasil, un equipo que solo tuvo un cambio en su selección y que será uno de los favoritos en el Panamericano.

“Estamos trabajando bastante; en el Panamericano queremos estar peleando con las potencias, lo demostramos en las competencias mundiales que tuvimos ahorita, estuvimos a la par; tenemos la oportunidad de estar dentro de las potencias.

“El ser local todos sabemos que pesa y pesa mucho; en conjunto, Brasil repite ciclo olímpico, son las mismas chicas, solo tuvieron el cambio de una niña y nosotros tenemos a una chica del ciclo pasado y todo el equipo es nuevo, pero eso no nos detiene, tenemos una mentalidad diferente, podemos llegar lejos”, aseguró.

Para el inicio del ciclo olímpico, la Federación Internacional de Gimnasia (FIG) cambió el código de calificación, el cual se modifica cada cuatro años, y para este año lo que más se va a tomar en cuenta son las dificultades corporales y la expresión en la parte artística del equipo.

“La FIG está intentado volver a la esencia de la gimnasia rítmica que es más de dificultades corporales, así que necesitamos a chicas con muchas más condiciones físicas, que tengan más sentimiento y dotes artísticos, que es lo que está pesando más en las calificaciones; las dificultades corporales y que sepan expresar mucho en la parte artística del equipo”, detalló.

Rutinas y elección de música

En ejercicio mixto, una rutina que combina dos aparatos, en este caso, tres listones y dos pelotas, México se presenta con la canción de “Ghostbusters”, una melodía que mezcla alegría e intensidad; mientras que la segunda rutina, cinco aros, es más misteriosa y fuerte.

“Es una rutina muy bailable, empieza muy intensa, nos gusta bastante, y luego, las chicas comienzan a bailar una versión más animada. Este año vino la entrenadora del equipo búlgaro, que ganó oro en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, nos apoyó con el montaje de las rutinas.

“La elección de la música la hago yo, de acuerdo con las condiciones de las chicas, si pueden bailar y tienen la interpretación, pongo canciones más bailables, como las que tenemos ahorita, me baso mucho en el equipo que tengo, cómo es en general y buscó una melodía adecuada”, comentó.

Con respecto al grado de dificultad, Aguilar Rojas indicó que siempre se busca tener el más alto, que les permita pelear ante las potencias mundiales y estar en los primeros lugares de las competencias.

“El trabajo del montaje es muy complejo, sobre todo, porque tienes que conocer las cualidades de tus atletas, como entrenadora necesitas hacer mucha estrategia para saber cómo montar la rutina; lo que buscamos siempre es pegarle a lo más alto para estar compitiendo con los países potencias; los montajes nos tardamos como tres meses para que quedaran listos”, señaló.

Trabajo en equipo

Algunas de las características que componen al conjunto nacional son la confianza y la comunicación, cualidades que destacó la entrenadora y que, a pesar de ser un equipo nuevo, las chicas han sabido manejar en cada una de sus competencias.

“Al principio nos costó bastante, son chicas nuevas de diferentes estados, chicas que antes estaban en individual y ahora en conjunto; el trabajo en equipo es muy diferente, muy complejo, pero las chicas han sorteado esas situaciones, poco a poco se están viendo mejor, tienen más confianza entre ellas, tienen una mejor comunicación y eso es la experiencia que van adquiriendo conforme a los entrenamientos y las competencias”, puntualizó.

Follow Us on Social

Most Read