Australia, 9 de enero de 2022: Nick Kyrgios se burló descaradamente de sus críticos después de que las entradas para el

partido de entrenamiento del viernes contra el serbio Novak Djokovic se agotaran en 58 minutos, lo que demuestra el enorme tirón de taquilla del australiano.

Kyrgios se había retirado de la Copa de Estados Unidos por lesión minutos antes de su rueda de prensa previa al torneo, provocando la ira del cocapitán australiano Lleyton Hewitt, de sus compañeros de equipo y de los medios de comunicación.

El tenista de 27 años no ha jugado desde octubre y una lesión de tobillo lo obligó a saltarse también los torneos de preparación en Adelaida, antes de que Djokovic se ofreciera a jugar contra él en un partido de entrenamiento que se disputará en el Rod Laver Arena de Melbourne.

"¡Guau, Nick Kyrgios es malo para este deporte! Vaya, qué desgracia, una vergüenza nacional. Cómo se atreve a agotar las entradas de otro estadio, qué arrogancia", dijo Kyrgios en un sarcástico tuit el martes.

El exjugador estadounidense Noah Rubin cuestionó el momento elegido para el partido de exhibición justo antes de un Grand Slam, a lo que Kyrgios respondió: "Bueno, para ser justos, atraerá más público que cualquiera de tus partidos".

Las entradas para el partido, una repetición de la final de Wimbledon del año pasado, tenían un precio de 20 dólares australianos (14 dólares estadounidenses) cada una y la recaudación se destinó a la Fundación Australiana de Tenis.

Follow Us on Social

Most Read