columna-tres-dedos

Basta de extranjeros

Comenzamos esta nueva etapa en El Punto Crítico, hablaremos del balompié en esta columna denominada “De tres dedos”, el nombre futbolísticamente se define solo. Está a sus órdenes y comentarios, comenzamos.

“Sin futbolistas no habría futbol”.

Esta evidencia que hay que subrayar ante el hecho de que todo el circo del futbol mundial finalmente descansa en el talento de unos cuantos trabajadores, de habilidades sorprendentes, que despliegan su talento a cambio de un salario.

Son trabajadores en ocasiones de lujo y muy bien pagados con frecuencia, pero trabajadores a fin de cuentas. Su vida laboral es muy corta, muy exigida, y no exenta de riesgos laborales, como las lesiones, que pueden ser definitivas, su carrera comienza desde temprana edad.

Cabe señalar que las oportunidades son mínimas, la alta demanda de extranjeros y la falta de confianza que denotan los entrenadores por enfocar los reflectores en los jóvenes es nula , esto orilla a los equipos a apostar por “cartuchos quemados”, lo que no se han dado cuenta es que tenemos una camada de jóvenes talentosos y no quieren darse cuenta que las luces están abajo, teniendo dos Copas del Mundo en la División Sub-17 en Perú, 2005 y por segunda ocasión en México en el 2011 y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, entonces aquí está la solución, la juventud impone.

Por todos lados se mueven jugadores importantes que han destacado, pero en el futbol mexicano ningún equipo contrató un futbolista de categoría mediana hacia arriba, ya no digamos mundialista, de alta calidad, todos jugadores regulares, pero así funciona esta Liga MX, tan mediocre, y nosotros tan aficionados como siempre.

Le hace falta al futbol mexicano que la sangre nueva sea de corta edad pues en equipos de Argentina y Brasil, y en general los sudamericanos, a los jugadores los debutan jóvenes, por lo cual tiene cuatro años de ventaja en muchas cosas lo que les permite desarrollarse antes, tenemos grandes talentos pero poco ingenio por parte de los directivos.

Ya ES, hora, de que las instituciones futboleras de nuestro país, digan: “¡BASTA DE EXTRANJEROS!, Y nos la vamos a jugar con jugadores canteranos”, Para qué demonios el gasto en infraestructura como canchas, vestidores, visores, instructores, masajistas, médicos y demás personal que se involucra en esas academias o fuerzas básicas que, siempre se dijo, producirán a los ¿astros del mañana? Simplemente una falacia.

@Yosoyenrike

Follow Us on Social

Most Read