y que lo llevó a usar un chaleco antibalas y fortalecer sus medidas de seguridad.
"Mi primera preocupación fue acerca de mi familia y todos los asistentes a Mississauga", ciudad vecina de Toronto, en el sureste canadiense, en donde celebró este sábado un mitin de campaña, aunque rechazó dar detalles de la amenaza.
El inicio de la actividad demoró alrededor de hora y media, y poco después la prensa lo vio aparecer con el chaleco antibalas y más guardaespaldas rodeándolo.
Su esposa Sophie Grégoire que lo presentaría no apareció, señaló la Canadian Broadcasting Corporation (CBC) que reveló que hubo una amenaza creíble.
El primer ministro canadiense recibió la solidaridad de sus contrincantes políticos, como el principal de ellos, el líder conservador Andrew Scheer quien dijo en un tuit que esas amenazas no tienen lugar en la democracia de Canadá.
El país del norte de América irá a las urnas el próximo lunes 21 de octubre para elegir a su nuevo parlamento, del cual saldrá el futuro gobierno.
De acuerdo a los más recientes sondeos, podría tratarse de un gobierno minoritario, pues tanto los liberales de Trudeau como los conservadores registran un virtual empate.

Follow Us on Social

Most Read