dos días cerca de Teherán con 176 personas a bordo sin que ninguna sobreviviera, pudo ser derribado accidentalmente por Irán con un misil.
Con 63 fallecidos, Canadá es el segundo país que ha registrado más víctimas en ese suceso, después de Irán, que tuvo 82, y este día el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, no descartó que el aparato pudiera haber sido abatido por error por un misil iraní.

Follow Us on Social

Most Read