primer caso de coronavirus en Brasil con malas noticias: todo el continente cuenta con contagios reportados, hay un balance de más de mil muertos y 76.000 enfermos y tiene en Estados Unidos su principal foco después de que hoy superara a China por número de enfermos -82.404 – y alcanzara los 1.178 fallecidos.

El COVID-19 ya deja en el mundo 462.684 contagiados y 20.834 muertos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la carrera del virus sigue firme.
COVID-19 SIN CONTROL EN EE.UU.
La propagación más rápida del virus se registra en EE.UU., que según datos privados, ya lidera el número de contagiados, desplazando a China e Italia.
La Universidad Johns Hopkins indicó que la cifra asciende a 82.404 casos, mientras el diario The New York Times calculó que son 81.321 los contagiados .
Las estadísticas de los gubernamentales Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan, sin embargo, que hay 68.440 casos de coronavirus y 994 fallecidos en el país, que tiene unos 326 millones de habitantes.
El presidente Donald Trump es escéptico frente a esta preocupante situación y este jueves se limitó a decir: ""Ustedes no saben cuáles son los números en China".
Los números de la Johns Hopkins son también tozudos: en EE.UU. han fallecido 1.178 personas, por detrás de los 8.215 de Italia y 3.291, de China.
El mayor foco de la enfermedad en el país está en Nueva York, la ciudad más poblada de EE.UU., con 280 fallecimientos. Otras zonas con alta incidencia de pérdidas de vida son el estado de Washington (100) y Nueva Jersey -estado vecino a Nueva York-, con 44 casos.
Según médicos y otros empleados, los hospitales de Nueva York están comenzando a dar señales de desbordamiento, con importantes carencias de equipamiento y en medio de un aluvión de pacientes durante los últimos días.
TRAS UN MES, EL VIRUS NO SORPRENDE A BOLSONARO
Brasil reportó este jueves 77 muertes, veinte más que en la víspera, y los contagios subieron un 20 % en 24 horas hasta los 2.915, cuando se cumple el primer mes de pandemia en el país.
El estado de Sao Paulo, el más poblado y rico del país, con unos 46 millones de habitantes, es la región más golpeada de Brasil al concentrar 1.052 contagios y 58 fallecimientos.
Sin embargo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es contrario a las medidas de confinamiento "en masa" por causa del COVID-19, una enfermedad que califica de "gripecita" y "resfriadito".
El mandatario defiende la reapertura de los colegios y el aislamiento sólo para los mayores de 60 años y de personas con enfermedades previas, contrariando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Recomendaciones que sí han atendido los gobernadores de los 27 estados de Brasil, quienes han aplicado medidas de aislamiento total o parcial para intentar contener la expansión.
Además, miles de brasileños han protestado desde sus casas por medio de "cacerolazos" en algunas de las principales ciudades del país, como Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte o Brasilia, contra la indiferencia de Bolsonaro.
SE AMPLÍA LA CURVA DE EXPANSIÓN
Desde que se reportó hace un mes el primer caso, cada país de América ha adoptado varias medidas que ha ido endureciendo como el cierre de las fronteras, toques de queda, cuarentenas y confinamientos obligatorios, que ya afectan en gran medida la actividad económica y el desarrollo de un continente con aproximadamente 1.007 millones de habitantes.
Canadá informó que ya tiene 3.901 contagios, 620 más que ayer, mientras que el número de muertos subió a 39, en total 9 más.
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, criticó que "demasiada gente" no esté siguiendo las órdenes de ponerse en cuarentena, sobre todo los ciudadanos que fueron repatriados desde el extranjero.
Además, a las autoridades les preocupa la situación en Estados Unidos, pues las localidades fronterizas temen que la propagación de la enfermedad en ese país y la intención de Trump de relajar las restricciones a mediados de abril para reactivar la economía se traduzcan en un aumento de los casos.
En México, casi un mes después del primer caso, el Gobierno suspendió las actividades no esenciales de la Administración federal, medida que sorprendió a los ciudadanos ante la resistencia del presidente Andrés Manuel López Obrador a adoptar medidas más drásticas ante la pandemia que ya deja 6 fallecidos y 475 casos.
Perú amplió la emergencia y anunció fuertes medidas como el confinamiento obligatorio de la población, hasta el próximo 12 de abril, mientras en el país ya hay 580 casos.
Argentina reforzó su sistema hospitalario ante el aumento de los casos de coronavirus (502) y evalúa extender el plazo de aislamiento social obligatorio del 31 de marzo hasta después de Semana Santa en el país, donde ya hay 9 fallecidos.
Venezuela registró la primera muerte por COVID-19 y alcanzó un total de 107 contagiados, en medio de la cuarentena que desde hace 11 días rige en el país y que restringe la actividad laboral a los sectores considerados prioritarios como salud y alimentación.
Los casos en Colombia subieron a 491 y los fallecidos a 6, mientras el país se encuentra en una cuarentena nacional de 19 días que concluirá el 13 de abril.
LA OTRA "PANDEMIA"
Transparencia Internacional (TI) advirtió este jueves que la corrupción puede aumentar en Latinoamérica, a partir de las compras y contrataciones que realicen los Gobiernos para afrontar la crisis por la pandemia del coronavirus.
El director de TI en Brasil, Bruno Brandao, explicó que en la actual crisis los Gobiernos "están abriendo extraordinariamente el gasto público" y "ahí están los riesgos de que grupos con acceso privilegiado" obtengan beneficios "en perjuicio del pueblo en general".
En Venezuela, percibido junto a Nicaragua como los países más corruptos de América Latina, "se tiene que publicar lo que no se ha hecho en los últimos 20 años" en cuanto a compras estatales.

Follow Us on Social

Most Read