calles de Buenos Aires como cada 3 de junio, pero la cuarentena por el coronavirus no silenció al “Ni una menos”.

En momentos en que se registra un aumento de la violencia contra las mujeres por el aislamiento social en Argentina, organizaciones feministas reclamaron el miércoles a las autoridades medidas urgentes justo al cumplirse el quinto aniversario de la primera marcha de “Ni una menos” que luego se expandió al resto del continente.

“En estos días de aislamiento y de incertidumbre por el futuro frente a la pandemia global, frente al aumento de las violencias machistas, los feminicidios, travesticidios y transfeminicidios... hemos pedido, rogado y hasta suplicado al Estado argentino que ponga fin a este genocidio, pero no logramos que nos escuchen”, denunciaron en un documento.

Según el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, aumentó 39% el pedido de ayuda por violencia de género durante la pandemia por el COVID-19. Esta dependencia reforzó el sistema de atención telefónica y por otras vías para mujeres que quieran denunciar a sus agresores.

En tanto, el Observatorio de feminicidios de Argentina a cargo de la organización no gubernamental Casa del Encuentro, reportó que desde el 20 de marzo, cuando el presidente peronista Alberto Fernández impuso la cuarentena, hasta el 28 de mayo, 57 mujeres fueron asesinadas y el 71% de estos crímenes se cometieron en el hogar de las víctimas.

En pequeños grupos, algunas organizaciones se movilizaron a la histórica Plaza de Mayo, donde habitualmente concluye la marcha de “Ni una menos” con la lectura de un documento.

“Nuestros derechos no están en cuarentena”, dijo a AP Mercedes de Mendieta, del Frente de Izquierda. “Venimos discutiendo que las problemáticas de las mujeres se vienen profundizando con la cuarentena y la crisis económica... teníamos la necesidad de estar hoy en Plaza de Mayo exigiendo se declare la emergencia en violencia de género”.

También hubo pequeñas movilizaciones en el interior del país, mientras que el quinto aniversario de “Ni una menos” fue uno de los temas más comentados en redes sociales.
“Hoy tenemos que salir con la boca tapada, pero nada tapa nuestro grito y las muchas maneras de decirlo: Ni una travesti menos, Ni una trans menos, Ni una trabajadora menos, Ni una trabajadora sin salario menos, Ni una afro menos, Ni una indígena menos,

Ni una migrante menos, Ni una negra menos, Ni una villera menos, Ni una sin tierra, Ni una sin vivienda, Ni una muerta más por aborto clandestino. Y todas las otras maneras en que esta consigna que se convirtió en un movimiento de transformación en cada territorio”, concluyó el colectivo que nació el 3 de junio de 2015.

Follow Us on Social

Most Read