un evento que no sucedía con tal intensidad desde hace 50 años y que ha llevado a las autoridades a catalogar el aire de "muy insano" ya que las concentraciones de arena son "altas".

A ello se une que las temperaturas alcanzarán entre los entre 37,7 y los 41 grados celsius.
La capa de polvo es tan densa que ha afectado la visibilidad en muchas partes de la isla y en algunas zonas la densidad es tal que el sol se ve difuso, mientras en la capital es palpable la nube causada por el polvo.

La visibilidad, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología (SNM), es de ocho kilómetros en algunas partes, cerca de la mitad de lo normal, como el caso del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marin, en las cercanías de San Juan.

Los expertos han advertido que además de la mascarilla para llevar a cabo las tareas diarias en los lugares públicos, en caso de salir al exterior se recomienda el uso de las mismas y de gafas o protectores para los ojos en caso de estar mucho tiempo al aire libre.

Las personas mayores o con patologías de salud como asma o alergias no deberían estar fuera de sus casas tampoco, según advierten los expertos a través de todos los medios en la isla.

Varios países de la región caribeña comenzaron a verse afectados el domingo por una enorme nube de polvo del desierto del Sahara, lo que provocó que las autoridades locales advirtieran a sus ciudadanos de los riesgos, en especial a las personas con problemas respiratorios como asma.

La Oficina Meteorológica de Barbados emitió para ayer y hoy una advertencia a la población por la esperada presencia del polvo del Sahara sobre la isla y parte del Caribe Oriental.

Además, se emitió una advertencia específica para embarcaciones, que se produce cuando la visibilidad en el mar es menor a cinco kilómetros, lo que afecta a la seguridad de la navegación.

La Oficina Meteorológica de Barbados indicó que las personas con problemas respiratorios o alergias debían, hasta el martes, buscar refugio o tener a mano medicamentos en caso de emergencia.

El Servicio Meteorológico de Trinidad y Tobago también se sumó a la alarma en la región y pidió a los grupos sensibles, como personas con asma y otras enfermedades respiratorias, que tomen las precauciones necesarias.

El Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago alertó a la población de que el polvo del Sahara puede contener partículas que produzcan síntomas como tos seca, dolor de garganta, picazón, ojos llorosos, estornudos y secreción nasal.

Los altos niveles de polvo sahariano pueden exacerbar problemas en personas con alto riesgo de complicaciones respiratorias, según el organismo sanitario.
La isla de Antigua es en estos momentos una de las áreas más afectadas por la nube, lo que provocó problemas de visibilidad en las cercanías del aeropuerto internacional V.C. Bird.

El Departamento de Salud de Puerto Rico emitió para lunes y martes un aviso especial a las personas con asma y otras condiciones respiratorias, como alergias, a mantenerse atentas y acudir al hospital en caso necesario.

El 18 de junio, uno de los satélites de la agencia espacial estadounidense (NASA) detectó una enorme nube de polvo sahariano sobre el Océano Atlántico, empujada por los vientos del verano, que se extendió desde la costa occidental africana hasta las Antillas Menores.

Follow Us on Social

Most Read