"Son autorizados a ser trasladados a bordo del 'Moby Zaza'", un barco anclado en Puerto Empedocle (Sicilia), declaró el portavoz del ministerio del Interior, Dino Martirano, quien precisó que los migrantes serán puestos en cuarentena.

"Hemos recibido instrucciones de las autoridades marítimas italianas para desembarcar a los sobrevivientes en Puerto Empedocle", explicó por su parte la oenegé SOS Mediterráneo a un reportero de la AFP a bordo del navío.

"Puedo confirmar que han autorizado el traspaso al 'Moby Zaza', probablemente mañana [lunes] por la mañana", agregó Martirano a la AFP.

El barco "Moby Zaza" fue fletado por el gobierno para que los migrantes pasen allí 14 días de cuarentena. A los migrantes ya se les hizo pruebas de Covid-19.

Los 180 migrantes, incluidos paquistaníes, norafricanos, eritreos y nigerianos, fueron rescatados durante cuatro operaciones separadas en el Mediterráneo entre el 25 y 30 de junio. Entre ellos hay 25 menores.

Después de varias solicitudes a las autoridades italianas y maltesas para obtener la atribución de un puerto donde desembarcar, el "Ocean Viking" hasta ahora solo había recibido respuestas negativas de los dos países.

Las personas rescatadas han permanecido a bordo del navío humanitario durante más de una semana, dando lugar a momentos de mucha tensión, lo que obligó al barco a declarar el estado de emergencia el viernes.

Una pequeña parte de los migrantes amenazó a la tripulación, otros saltaron al agua y algunos intentaron suicidarse.

Un miembro de la tripulación contó a la AFP que nunca había presenciado tal nivel de violencia a bordo de un barco de rescate.

La llegada el domingo de un médico italiano prometiéndoles un desembarco inminente permitió calmar la tensión.

Follow Us on Social

Most Read