Las manifestaciones de descontento, por las que se han detenido a 60 personas en diferentes protestas y enfrentamientos con fuerzas de seguridad, persisten pese a la decisión de Alvarado el fin de semana de retirar su propuesta de negociar con el FMI por un paquete de apoyo por 1.750 millones de dólares.
 
Los inconformes piden ahora que el Gobierno descarte cualquier convenio con el FMI. La propuesta del presidente incluía aumentar impuestos e implementar medidas de austeridad como parte de la negociación con el organismo para acceder a los fondos.
 
Alvarado dijo la noche del miércoles que las manifestaciones han sido infliltradas por "estructuras delictivas y del crimen organizado", lo que algunos organizadores de protestan han reconocido.
 
El miércoles, la policía dijo que 25 agentes resultaron heridos con piedras y artefactos explosivos caseros durante enfrentamientos con manifestantes en una población a unos 100 kilómetros de la capital San José, lo que se suma a bloqueos carreteros, marchas de trabajadores y quema de vehículos en los últimos días.
 
El presidente enfrenta una crisis fiscal agravada por la pandemia de coronavirus, con un contracción económica proyectada de 5.0%, según cálculos oficiales, y ha defendido el paquete de ayuda con el FMI como un salvavidas financiero que proyectaría credibilidad ante los mercados.
 
Costa Rica acumula 83 mil 497 casos de COVID-19, la enfermedad provocada por el coronavirus surgido en China el año pasado, y 1 mil 24 fallecimientos.

Follow Us on Social

Most Read