Los principales aliados regionales del expresidente boliviano Evo Morales celebraron el lunes (19.10.2020) el próximo retorno al poder de su partido, Movimiento al Socialismo (MAS), con el candidato presidencial Luis Arce, y auguran que el "ideal bolivariano" se consolidará en la región.

Dos encuestas a boca de urna le dan a Luis Arce una victoria en primera vuelta de las elecciones celebradas el domingo, con cerca del 53 por ciento de los votos, por encima del 50 por ciento necesario, mientras el órgano electoral reanudó este lunes el cómputo de votos que se prevé dará a conocer el miércoles.

El MAS anunció que esperará al cómputo oficial para celebrar la victoria y pidió paciencia a sus seguidores, mientras el principal rival de Arce, el candidato Carlos Mesa, anunció vía Twitter que su partido Comunidad Ciudadana ejercerá de "cabeza de la oposición".

Evo Morales, que desde Argentina dirigió la campaña electoral del MAS, también recibió las felicitaciones por este triunfo. "Tarde o temprano vamos a volver" a Bolivia, afirmó desde Buenos Aires.

Sin embargo, dirigentes del MAS expresaron que no ven prudente que Morales regrese ahora al país. La presidenta del Senado y de la Asamblea Legislativa de Bolivia, Eva Copa, del MAS, manifestó que "no es el momento adecuado" porque aún tiene "problemas que solucionar".

Sebastián Michel, portavoz del MAS, coincidió con esta postura, al señalar que Morales no puede retornar en este momento porque "no tiene las garantías fundamentales, no tiene el debido proceso y no es conveniente".

Alta participación de votantes

Las elecciones del domingo tuvieron una participación récord del 87% de los votantes registrados, según reveló este lunes el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero.

La elección presidencial y legislativa fue "limpia y transparente" y tuvo una participación "muy elevada, del 87% a pesar de la pandemia" del coronavirus, superior al promedio boliviano de participación que ronda el 80%, dijo Romero. "Es uno de los porcentajes más altos de la historia democrática nacional", agregó en conferencia de prensa.

Romero anunció además que "la posesión de las nuevas autoridades de Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo se va a dar en el transcurso de la primera quincena de noviembre", pero no dio una fecha exacta. 

Tras el primer sondeo a boca de urna la presidenta interina boliviana, Jeanine Áñez, felicitó a los ganadores y les pidió "gobernar pensando en Bolivia y en la democracia".

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, le deseó "éxitos" a Arce. "Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país. Un reconocimiento al pueblo boliviano", dijo Almagro.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, destacó que la jornada electoral se celebró "en un entorno pacífico y con una alta participación ciudadana" e instó a "los líderes políticos y sociales a trabajar conjuntamente" por la democracia y la reconciliación nacional.

Aliados celebran

Uno de los grandes aliados de Morales, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, señaló que Bolivia retomó "el camino democrático" y calificó el resultado de los comicios como un "amplio e inobjetable triunfo" del MAS.

"Felicitaciones al #MAS, que ha recuperado en las urnas, el poder que le fue usurpado por la oligarquía, con la complicidad de la #OEA y la guía imperial", escribió a su vez en Twitter el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y aseguró que "renace (el) ideal bolivariano".

También el mandatario argentino, Alberto Fernández, que hace un año acogió a Evo Morales, dijo que el triunfo del exministro Arce es una "victoria" para "quienes defendemos la democracia en América Latina" y es "un acto de justicia ante la agresión que sufrió el pueblo boliviano".

Su par mexicano, Andrés López Obrador, que también dio refugio al líder cocalero tras renunciar a la Presidencia en noviembre de 2018, felicitó por teléfono a Arce y calificó su triunfo como una "lección" en defensa de la autodeterminación y la democracia.

Mientras, en una carta pública, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, felicitó "a cada hermano y hermana de ese noble y gran pueblo de Túpac Katari" y envió sus "mejores deseos por el éxito del presidente electo, Luis Arce, y del vicepresidente electo, David Choquehuanca".

EE.UU. dispuesto a trabajar

El gobierno de Estados Unidos felicitó a Luis Arce y se dijo dispuesto a trabajar con su administración. "El presidente Trump y Estados Unidos esperan trabajar con el gobierno electo boliviano en los intereses compartidos de nuestros ciudadanos", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

También la delegación de la Unión Europa (UE) felicitó "al pueblo boliviano por haber protagonizado una jornada electoral participativa y en paz", e hizo un llamado a que se preserve la calma mientras se conocen los resultados, para evitar que se desvirtúe el proceso electoral.

Follow Us on Social

Most Read