La medida permitirá a las aerolíneas que están bajo la jurisdicción de la FAA, incluyendo aquellas en Estados Unidos, tomar las medidas necesarias para reanudar el servicio y a Boeing le permitirá empezar a hacer entregas, dijo la compañía.

"Nunca olvidaremos las vidas perdidas en los dos trágicos accidentes que condujeron a la decisión de suspender operaciones" , dijo David Calhoun, director ejecutivo de Boeing.

"Estos eventos y las lecciones que hemos aprendido en consecuencia han dado nueva forma a nuestra compañía y ahora nos concentramos más en nuestros valores esenciales de seguridad, calidad e integridad" , señaló.

De acuerdo con la compañía, en los últimos 20 meses, Boeing ha trabajado estrechamente con las aerolíneas y les ha proporcionado recomendaciones detalladas sobre el almacenamiento de largo plazo y les ha garantizado que sus aportaciones formarán parte del esfuerzo para el regreso seguro de las aeronaves al servicio.

Además de los cambios realizados al avión y a la capacitación de pilotos, Boeing dijo que ha tomado importantes medidas para reforzar su atención a la seguridad y la calidad.

Los aviones Boeing 737 MAX fueron confinados a tierra en todo el mundo desde inicios de marzo del año pasado luego de que surgió más evidencia en el sentido de que su importante software de control de vuelo fue un factor en dos letales accidentes aéreos ocurridos en menos de un año.

Follow Us on Social

Most Read