un estudio del grupo británico The Economist publicado este miércoles.

"La pandemia de coronavirus ha provocado un enorme retroceso de las libertades democráticas, lo que llevó el marcador promedio del índice a mínimos históricos", según este estudio publicado por la unidad de investigación del semanario británico.

El fenómeno es global y muy pronunciado en los regímenes autocráticos de África o de Oriente Medio, pero la "supresión de las libertades individuales en las democracias avanzadas fue lo más llamativo de 2020", resalta.

"El abandono voluntario de las libertades fundamentales por parte de millones de personas fue quizás uno de los hechos más notorios de este año extraordinario (...) pero no podemos concluir que el alto nivel de aceptación de las medidas de confinamiento signifique que la gente reste valor a la libertad", comentó Joan Hoey, responsable del estudio.

"Simplemente juzgaron, sobre la base de pruebas (...), que evitar muertes catastróficas justificaba una pérdida temporal de la libertad", dijo.

Por encima de 8, los países se consideran "democracias en toda regla". Esta categoría reagrupa a los 23 primeros países. El mejor es Noruega con un índice de 9,81, pero también figuran Suiza o Canadá. Francia por el contrario ocupa el puesto 24.

La unidad de investigación del grupo británico The Economist calcula cada año el índice de democracia. Se calcula en base 10 según 60 criterios, agrupados en cinco categorías: proceso electoral y pluralismo, libertades civiles, funcionamiento de gobierno, participación política y cultura política.

El resultado global es de 5,37, "el peor promedio mundial desde que se creó el índice en 2006". La mayor caída la registró Malí y Taiwán fue el que más subió.

El país con peor calificación en 2020 es Corea del Norte, con un índice de democracia de 1,08, clasificado entre los "regímenes autoritarios"

Follow Us on Social

Most Read