Washington por mantener sus ejercicios militares anuales con Corea del Sur, informaron fuentes anónimas este martes al Washington Post.

El lanzamiento, del que las fuentes dan escasos detalles, es la primera provocación por parte de Pyonyang a la nueva administración del presidente estadounidense Joe Biden.

Corea del Norte amenazó la semana pasada con retomar sus ensayos armametísticos si Corea del Sur y Estados Unidos no suspendían sus tradicionales maniobras de primavera, algo que suele pedir en forma de amenazas cada vez que éstas ocurren.

Hasta este martes no se había hecho público ensayo con misiles de corto alcance, pese a que ocurrió hace días, mientras que la Casa Blanca sigue sin dejar clara cuál es su postura con respecto al régimen de Kim Jong-un y su programa nuclear, aunque ha prometido una nueva estrategia frente al régimen norcoreano.

La Inteligencia estadounidense lleva semanas sospechando que Corea del Norte preparaba un lanzamiento de misiles, especialmente como mensaje hacia la nueva administración.

Follow Us on Social

Most Read