de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Él colaboró en el desarrollo del equipo Sample Analysis at Mars (SAM, por sus siglas en ingés), un laboratorio potátil que analiza la química de rocas, el suelo y aire en el espacio. Desafortanadamente, perdió la vida luego de que se contagiara de COVID-19 en enero de este año. Por ello, la NASA nombrará una montaña de Marte en su honor.

Rafael Navarro, fue líder en el estudio de la astrobiología, además de identificar el papel de los relámpagos volcánicos en el origen de la vida en la Tierra.

De acuerdo con la Gaceta UNAM, Paul Mahaffy, quien está al frente del grupo de la NASA y el principal promotor de la iniciativa de nombrar la montaña, esta se encuentra al noroeste del cráter Gale, cerca del Monte Sharp. Allí está funcionando el robot Curiosity que llegó al planeta rojo en 2012.

A manera de homenaje

"Determinamos que sería una buena forma de honrar a nuestro colaborador y amigo Rafael Navarro González. Había tres opciones de objetos, lo hablamos con Fabiola (su esposa), su hija y su hermano, y ellos decidieron que ese podría ser. Sabemos que los nombres oficiales para los objetos en el espacio los da la Unión Astronómica Internacional, pero creemos que con esta iniciativa la denominación formar será más rápida", comenta el científico.

La región en el planeta rojo, es rica en arcillas y sulfatos minerales, lo que puede ayudar a comprender mejor los cambios en el clima y las condiciones actuales, el sitio será fundamental para las misiones de Curiosity, explica Ashwin Vasavada, científico del laboratorio de Propulsión Jet de la NASA.

"Rafael fue un buen amigo y científico dedicado, y ha sido un privilegio y honor para el equipo de exploración de Marte trabajar con él por varios años", agregó el especialista del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, Mahaffy.

Su carrera en la UNAM y las Ciencias

Rafael egresó de la Facultad de Ciencias de la UNAM, luego cursó un posgrado en la Universidad de Meryland, Estados Unidos, pero el amor a la casa de estudios lo hizo regresar a México para devolver un poco de conocimiento.

Rafel Navarro y otros científicos resultaron ganadores luego de proponer a la NASA el Sample Analysis of Mars. Ellos trabajaron en el proyecto desde 2004. Él estudió al Pico de Orizaba, el cual podría funcionar como referencia de lo que sería Marte si se llegara a "terraformar" la atmósfera, es decir, que sea un sitio donde se pueda respirar para los humanos.

Follow Us on Social

Most Read