mediodía, después de semanas de restricciones debido al coronavirus. Durante las últimas semanas, el papa dio su mensaje de pie desde un atril dentro del palacio, que se trasmitía por televisión, radio e internet.

A finales de este mes, Italia comenzará a levantar gradualmente algunas restricciones impuestas debido a la pandemia, permitiendo, por ejemplo, el servicio al aire libre en cafés y restaurantes en áreas del país donde ha habido indicios de aminorar el COVID-19.

Unas 200 personas, incluidas monjas y familias, que se encontraban a una distancia prudencial en la vasta plaza, acudieron a ver al papa hablar desde una ventana del Palacio Apostólico. "Gracias a Dios, podemos reunirnos en esta plaza nuevamente", dijo Francisco. "Tengo que decir que extraño la plaza".

"Gracias a Dios y gracias por su presencia", dijo Francisco a quienes se presentaron a pesar de las nubes que amenazaban con un aguacero en Roma.

Follow Us on Social

Most Read