Los ciclones son una amenaza habitual en el norte del Océano Índico, pero muchos científicos afirman que cada vez son más frecuentes y graves por el cambio climático.

Apenas una semana después de que el ciclón "Tauktae" se cobrara al menos 155 vidas en el oeste de India, el ciclón "Yaas" obligó a evacuar a más de 1.5 millones de personas en los estados orientales de Bengala Occidental y Odisha.

La ministra principal de Bengala Occidental, Mamata Banerjee, dijo que la ciudad costera de Digha resultó "inundada" por olas de hasta cuatro metros de altura e indicó que dos personas habían muerto.

El ciclón trajo consigo lluvias torrenciales y vientos de hasta 155 kilómetros por hora.

"Nunca en mi vida había visto una tormenta así", dijo Purnendu Jana, residente de Digha. "El agua podría cruzar la carretera principal por primera vez", añadió.

Casi 20 mil casas resultaron dañadas y más de una docena de islas fluviales se inundaron con la ruptura de varios diques, dijo Banerjee.
En Odisha también se registraron grandes daños, con cientos de árboles arrancados, aunque los efectos en las infraestructuras eléctricas fueron mínimos, según el funcionario de socorro Pradeep Kumar Jena.

"Hemos recibido informes sobre la muerte de dos personas (...) Los funcionarios locales están investigando los dos incidentes", dijo Jena.

En la vecina Bangladesh, un hombre murió a causa de la caída de un árbol cuando las olas inundaron miles de hogares, indicaron a la AFP las autoridades.

Follow Us on Social

Most Read