El gobierno detallará el Esquema Comercial para Países en Vías de Desarrollo en un documento de consulta.

El plan se basa en un programa existente de la Unión Europea en el que participaba Reino Unido antes de dejar el bloque a fines del año pasado, y ha permanecido en vigor mientras se elaboraba la nueva iniciativa.

"Ahora que Reino Unido es una nación con comercio independiente, tenemos una oportunidad enorme para hacer las cosas de manera diferente, adoptando un enfoque más liberal, pro-comercio, que lleve al crecimiento y oportunidades", dijo la ministra de comercio Liz Truss.

El esquema busca reducir aún más los obstáculos burocráticos de comercio entre Reino Unido y los países en vías de desarrollo, además de los países como clasificados de ingresos bajos o bajos-medianos, como Paquistán, Nigeria e Indonesia.

Aparte de recortar aranceles para los bienes que entren en Reino Unido, el programa busca simplificar las "reglas de origen" que determinan dónde se elabora un producto con una cadena de suministro transfronteriza, para propósitos impositivos.

Reino Unido dijo que había estudiado programas similares en Canadá, Estados Unidos, Japón y la UE a la hora de diseñar su nuevo esquema. El gobierno busca la opinión de empresas y otros grupos relacionados en las próximas ocho semanas.

Follow Us on Social

Most Read