El matrimonio de niños fue declarado ilegal este jueves (06.01.2022) en Filipinas, un país donde una de cada seis niñas se casa antes de los 18 años.
La ley, firmada por el presidente Rodrigo Duterte, establece penas de prisión de hasta 12 años para los adultos que se casen o cohabiten con alguien que tenga menos de 18 años. La misma pena se aplica para quienes arreglan o formalizan uniones con menores.
Filipinas ocupa el puesto 12 a escala mundial en matrimonios de menores, según el grupo Plan International, con sede en Reino Unido.
"El Estado ve el matrimonio infantil como una práctica que constituye un abuso de menores porque corrompe, degrada y menosprecia el valor intrínseco y la dignidad de los niños", señala la ley.
Según el gobierno, la ley es consistente con las convenciones internacionales sobre los derechos de las mujeres y los niños. No obstante, partes de ella fueron suspendidas por un año para dar un plazo de transición a comunidades musulmanas e indígenas para las cuales el matrimonio de menores es relativamente común.
Un informe de Unicef del año pasado señaló que más de 500.000 niñas y mujeres en el mundo se casaron en su niñez, con los niveles más altos en África Subsahariana y el sur de Asia. Sin embargo, datos recientes indican que la práctica está en declive en todo el mundo.

Follow Us on Social

Most Read