país está sumido en una profunda crisis económica y escasean los alimentos.

La Policía de Sri Lanka decretó este lunes (09.05.2022) un toque de queda en Colombo, la ciudad más poblada y capital comercial del país, en un intento por controlar el caos suscitado tras los duros enfrentamientos entre los partidarios del gobierno y sectores que exigen la dimisión del presidente Gotabaya Rajapaksa. Según los reportes más recientes, al menos dos personas han fallecido (un diputado oficialista que asesinó a un manifestante y luego se suicidó) y más de 80 personas han resultado heridas. La medida se amplió posteriormente a todo el país.

En medio de la crisis política y financiera que sacude al país, y tras conocerse la noticia del toque de queda, el primer ministro, Mahinda Rajapaksa, de 76 años, ofreció renunciar como una manera de distender la situación y abrir una puerta que permita salir de la crisis a través de la formación de un gobierno de unidad nacional. El presidente, que es su hermano menor, debe ahora aceptar o rechazar la propuesta.

Los seguidores del bando del mandatario, armados con palos y fierros, atacaron esta jornada a los manifestantes que acampan desde el 9 de abril delante de la oficina presidencial. La policía disparó gas lacrimógeno y recurrió a cañones de agua luego de que los partidarios del gobierno franquearan las filas de las fuerzas de seguridad para destruir los campamentos de quienes exigen la partida de Rajapaksa.

Profunda crisis

La situación ha dejado al menos 2 muertos y 80 personas heridas, según los primeros reportes, y llevó al enviado de Estados Unidos en la pequeña isla asiática a condenar la violencia "contra manifestantes pacíficos”. Asimismo, Julie Chung llamó al gobierno de Sri Lanka a investigar lo sucedido. La crisis se desató hace meses, por la grave escasez de productos alimentarios, combustible y medicamentos, debido a la falta de divisas para adquirirlos.

El colapso económico comenzó a sentirse luego de que la pandemia del coronavirus cortara los ingresos por turismo y remesas. El 12 de abril, el gobierno decretó la moratoria de pagosy pidió ayuda financiera y en bienes a China e India. Este lunes, el presidente Rajapaksa exhortó en Twitter a "la población a mostrar moderación y a recordar que la violencia solo engendra violencia".

"La crisis económica en la que nos encontramos necesita una solución económica que esta administración se comprometió a encontrar", agregó.

Follow Us on Social

Most Read