en inglés), anunció el pasado jueves en un comunicado oficial que pretende prohibir definitivamente el uso del aceite vegetal bromado (BVO, por sus siglas en ingles), a raíz de recientes estudios toxicológicos que evidencian sus riesgos para la salud.

 El BVO se ha utilizado como agente emulsionante desde la década de 1930 para evitar que los aromatizantes cítricos se separen y floten en la superficie de las bebidas. Sin embargo, estudios con animales han encontrado que el compuesto puede acumularse lentamente en los tejidos adiposos, además de impedir el correcto funcionamiento de la glándula tiroides, encargada de regular la presión arterial, la frecuencia cardiaca y el metabolismo.

Desde la década de 1970, la FDA ya había anulado la clasificación del BVO como sustancia "generalmente reconocida como segura", debido a la preocupación de su posible toxicidad, limitando su uso solo a bebidas con sabores cítricos en concentraciones no superiores a 15 partes por millón.

::: Nueva regulación del BVO :::

Debido a un creciente número de estudios recientes sobre los efectos del BVO en la salud, la FDA está finalmente convencida de que hay pruebas suficientes para prohibir completamente su uso.

"La medida propuesta es un ejemplo de cómo la FDA supervisa la aparición de nuevas pruebas y, en caso necesario, lleva a cabo investigaciones científicas para estudiar cuestiones relacionadas con la seguridad, y adopta medidas reguladoras cuando la ciencia no respalda el uso seguro continuado de aditivos en los alimentos", afirma el comunicado.

El BVO está prohibido en India, Japón y la Unión Europea, y el mes pasado, se firmó un proyecto de ley en el estado de California (EE.UU.) para prohibir cuatro aditivos alimentarios, incluido el BVO. Aunque la mayoría de los grandes fabricantes de bebidas gaseosas como Pepsi y Coca-Cola ya han estado sustituyendo el uso del BVO por un ingrediente alternativo, todavía se puede encontrar en muchas bebidas en pequeñas cantidades.

La FDA no ha dado detalles sobre la fecha en la que entrará en vigor esta regulación, sin embargo, anunció que también se está revisando la normativa que autoriza el uso de ciertos aditivos en alimentos y medicamentos, con vistas a prohibir automáticamente la aprobación de cualquier colorante si provoca cáncer en humanos o animales.

Follow Us on Social

Most Read