anunciarse una nueva demanda contra agencias federales estadunidenses involucradas en esa muerte y a días de haberse cumplido tres años del suceso.

El periódico repitió que el médico forense determinó que la muerte de Hernández fue un homicidio, pero que encontró restos de metanfetaminas en el organismo del mexicano, quien había estado detenido casi un día en un cuartel de la patrulla fronteriza estadunidense.

Una primera demanda contra las agencias fronterizas pasará a juicio en agosto, la anunciada está aún como encausamiento, y aparte un gran jurado federal debate el caso del deceso de Hernández a puerta cerrada en San Diego.

Follow Us on Social

Most Read