internacional para atender la crisis migratoria y de refugiados de Venezuela, concluyó hoy con la recaudación de 150 millones de dólares de la Unión Europea (UE).

En el segundo y último día de reunión, la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, aclaró que el objetivo no era recaudar fondos sino evidenciar la situación que se vive en América Latina por el caso venezolano.

Mogherini celebró el compromiso que los países europeos adoptaron con esta situación y dijo que quizá América Latina y el Caribe enfrenten el mayor desplazamiento de personas en la historia moderna.

Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, resaltó la importancia de que se haga una labor política para resolver la crisis y que se den las condiciones para que la gente pueda regresar a su país.

También agradeció a Estados Unidos, España, Reino Unido e Irlanda e instó a los presentes a continuar con el trabajo en la reunión del Grupo de Quito, que tendrá lugar en Bogotá a mediados de noviembre.

El canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, reconoció la importancia del evento en Bruselas, Bélgica, porque permite que la comunidad internacional conozca la magnitud del fenómeno migratorio proveniente de Venezuela y las necesidades de los países receptores.

El ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, José Valencia, indicó que los países están realizando grandes esfuerzos para regularizar la situación migratoria de los extranjeros en el país, pero también lamentó que la situación económica de Ecuador "no está en su mejor momento para enfrentar una crisis migratoria".

Agregó que es necesario un mayor compromiso para hacer frente a esta situación, en referencia a que muchos de los países de la región de América Latina han recibido un gran flujo de migrantes, afectando incluso algunos aspectos de la sanidad y la educación.

Carol Thompson O'Connell, subsecretaria interina de la Oficina de Población, Refugiados y Migraciones, del Departamento de Estado de Estados Unidos, agradeció el apoyo de las instituciones económicas como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial, y la diáspora venezolana para enfrentar esta crisis.

Para la representante estadunidense las mujeres son las que más están sufriendo los efectos de esta grave crisis migratoria porque "sufren de violencia de género y pueden acabar siendo víctimas de la trata de personas".

En la cita participaron 120 delegaciones, y fue considerada por Mogherini como un "importante éxito" en asistencia y resultados. El encuentro es previo a la Conferencia de Donantes, que se celebrará en enero de 2020, para la que se han anticipado unos 133 millones de dólares por parte de diferentes países, según reportó la prensa internacional.

La posición del gobierno de Maduro

La Conferencia Internacional de Solidaridad en apoyo a la crisis migratoria en Venezuela que concluyó este martes, fue calificada por el canciller venezolano Jorge Arreaza como "cínica".

Arreaza acusó, a través de su cuenta de Twitter, que la reunión entre la Unión Europea (UE), la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para pedir apoyo internacional se realizó bajo el pretexto "hipócrita" de su preocupación por la crisis migratoria.

El canciller venezolano consideró que estos organismos son los que bloquean la economía venezolana, generan sufrimiento y migración, se roban los recursos y amenazan con aislar a Venezuela.

Follow Us on Social

Most Read