del país, en el marco de un paro nacional convocado por agrupaciones sindicales, estudiantiles y docentes en contra de las políticas de Sebastián Piñera.
La movilización, respaldada por la plataforma Unidad Social, exige a Piñera un aumento sustancial del salario mínimo y de las pensiones, el reconocimiento a la plena libertad sindical y el respeto al derecho a huelga.

También demandan la garantía de servicios básicos protegidos, así como tarifas justas del transporte público y la creación de una nueva Constitución, mediante una Asamblea Constituyente.
En Santiago, elementos de Carabineros dispersaron a los manifestantes con gases lacrimógenos y chorros de agua. A las 20:00 horas locales se tenía previsto la realización de un cacerolazo.
Mientras que en Valparaíso, también se llevó a cabo una multitudinaria marcha que tenía como objetivo llegar a la sede del Congreso, sin embargo, no pudieron hacerlo debido a que se los impidieron los carabineros.

La marcha fue convocada también por Unidad Nacional, que congrega a más de 70 organizaciones sindicales y sociales como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, el Colegio de Profesores, Coordinadora No más AFP y sindicatos de distintos sectores.
Las manifestaciones se han realizado también en otras regiones del país como Valparaíso, Antofagasta, Chillán y Temuco, donde han derivado en enfrentamientos con elementos de Carabineros, de acuerdo con la radiodifusora local Cooperativa.
Mientras que en la ciudad de Limache, en la provincia de Marga Marga, en la Región de Valparaíso, emprendieron la tarde de este miércoles lo que denominaron una marcha histórica hasta el Palacio de La Moneda, en la capital chilena, reportó la radiodifusora local Bío Bío.

La manifestación, que durará cerca de un día, tiene como objetivo visualizar que las regiones chilenas están presentes en el descontento nacional. Los organizadores explicaron que cualquiera se puede sumar a la marcha.
Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó este miércoles una querella contra carabineros por la agresión que sufrió -durante la marcha del martes- uno de sus observadores, Jorge Ortiz, quien recibió el impacto de siete perdigones.
La Fiscalía de Chile informó este miércoles que entre el 18 y el 27 de octubre se abrieron 840 investigaciones penales a nivel nacional por presuntas violaciones a derechos humanos, en el marco del estado de emergencia que fue decretado en respuesta a las manifestaciones, indicó el portal Emol.
Del total de denuncias, 533 corresponden a investigaciones por apremios ilegítimos; 206 a eventuales abusos contra particulares; 18 a presuntas torturas realizadas por funcionarios del Estado; mientras que 83 se refieren a otros delitos, como lesiones graves, cuasidelito de homicidio, homicidio y otras faltas.

Follow Us on Social

Most Read