declaraciones de impuestos personales y corporativos a los fiscales de Manhattan, informó hoy el Segundo Tribunal de Apelaciones del Circuito, con sede en Nueva York.
La decisión del panel de jueces federales de apelaciones respaldó a los fiscales para que la citación a la firma de contabilidad de Trump, sea cumplida, por lo que éste sería el más reciente revés de Trump en sus esfuerzos para mantener en secreto sus finanzas personales y las de su organización, indicaron fuentes locales.
Sin duda este fallo prepara un escenario para un enfrentamiento en la Corte Suprema, cuya mayoría conservadora 5-4, incluye a dos jueces nombrados por Trump, informó la cadena de televisión estadounidense en español Univisión.
Aunque el alcance de la investigación no se conoce públicamente, la oficina del fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, busca las declaraciones de impuestos como parte de una investigación criminal sobre el presidente y el negocio inmobiliario de su familia.
La oficina de Vance acordó no hacer cumplir la citación mientras Trump pide a la Corte Suprema pronunciarse sobre el caso. Según el acuerdo, el presidente sólo tiene 10 días hábiles para presentar la petición.
Trump se ha negado a hacer públicas sus declaraciones de impuestos, lo que rompe con una tradición de décadas por parte de los candidatos presidenciales estadounidenses, que en un gesto de transparencia divulgaban sus documentos impositivos.
El presidente había dicho en campaña que no hacía públicas sus declaraciones de impuestos porque estaban bajo auditoría, pero luego decidió meterse de lleno en una batalla legal para mantener sus impuestos en secreto.
Trump también pelea para que el Congreso no pueda acceder a sus declaraciones. En mayo pasado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se negó a entregar las declaraciones de impuestos del presidente a investigadores de la Cámara de Representantes, al decir que la solicitud no se basaba en "un propósito legislativo legítimo".
En julio pasado, la Cámara de Representantes demandó al Departamento del Tesoro y al Servicio de Impuestos Internos, para tratar de obtener acceso a los registros de impuestos.
El Tribunal de Apelaciones para el Circuito del Distrito de Columbia falló el 11 de octubre pasado a favor del Congreso, para que pueda acceder a los registros financieros de Trump de la empresa contable Mazars.
Trump, decidió dejar Nueva York para convertirse en residente de Florida, un cambio que, de acuerdo con fuentes cercanas al mandatario, fue realizado principalmente con fines fiscales, ya que el estado de Florida no recauda el impuesto sobre la renta.
Sin embargo, Trump publicó el jueves por la noche en su perfil de la red social Twitter que se iría de Nueva York porque los políticos en el Empire State lo "trataron muy mal", y agregó que su familia y él hará de Palm Beach, Florida, su "residencia permanente".
Una persona cercana al presidente informó al periódico The New York Times -que publicó por primera vez del cambio de residencia- que Trump se enfureció por la demanda del fiscal de distrito de Manhattan en busca de sus declaraciones de impuestos, aunque no aclaró cómo el cambio de residencia afectaría la demanda.
Esa demanda, que todas las partes creen que podría dirigirse a la Corte Suprema para un enfrentamiento en el año electoral, no ha seguido el camino de Trump hasta ahora, informó la cadena de televisión estadounidense CNN.
A principios de octubre pasado, un juez federal desestimó los esfuerzos de Trump para evitar que sus declaraciones de impuestos fueran entregadas a un jurado de Nueva York, una decisión que un abogado del presidente apeló minutos después.
La corte de apelaciones ordenó de inmediato una suspensión temporal de la citación, pero la semana pasada esa instancia se mostró escéptica de la definición del caso, dado que Trump no podría bloquear una citación de los fiscales del estado de Nueva York para sus declaraciones de impuestos.

Follow Us on Social

Most Read