jueves una resolución que afirma que el presidente Donald Trump debe obtener la aprobación del Congreso antes de emprender más acciones militares contra Irán.
La resolución de poderes de guerra no es vinculante para el presidente y no requeriría su firma. Pero la presidenta de la cámara baja Nancy Pelosi insistió en que “tiene dientes” porque “es una declaración del Congreso de Estados Unidos”.
La iniciativa “protegerá las vidas y valores estadounidenses” debido a que limitará las acciones militares de Trump, señaló Pelosi. “El gobierno debe aliviar las tensiones y evitar más violencia”.
La Casa Blanca calificó la resolución como “ridícula” y “completamente errónea”.
La Cámara de Representantes aprobó la medida con 224 votos a favor y 194 votos en contra, con el apoyo de sólo tres republicanos. Ocho demócratas se opusieron a ella.
Un proyecto similar del senador demócrata Tim Kaine enfrenta una lucha complicada en el Senado, donde los republicanos son mayoría. Los planes de Kaine se vieron impulsados el jueves debido a que el senador republicano Todd Young dijo que podría apoyar el proyecto de poderes de guerra. Otros dos senadores republicanos señalaron el miércoles que respaldarían el plan de Kaine.
“Somos miembros de una rama separada y distinta del gobierno. Es nuestro deber no creer en la palabra de nadie mientras lidiamos con cuestiones de vida y muerte”, comentó Young, y añadió que desearía que los funcionarios del gobierno de Trump hubieran proporcionado más datos de inteligencia durante una sesión informativa el miércoles sobre el ataque de Estados Unidos con el que mató a un importante general iraní.
Durante su anuncio de la votación de la Cámara de Representantes, Pelosi señaló que el asesinato del general Qassem Soleimani fue “provocador y desproporcionado”.
El representante Steve Scalise, quien es el segundo republicano más importante de la Cámara de Representantes, dijo que la acción de los demócratas era un poco más que un “comunicado de prensa diseñado para atacar al presidente Donald Trump”, mientras que el líder de la minoría en la cámara baja Kevin McCarthy señaló que era una “votación insignificante” sobre una medida que nunca será enviada al presidente ni “limitará su autoridad constitucional para defender al pueblo estadounidense”.
La votación en la Cámara de Representantes se produjo un día después de que el gobierno de Trump informó a los legisladores sobre sus acciones en Irán. Los demócratas y varios republicanos señalaron que la sesión informativa fue inadecuada y añadieron que los funcionarios no les proporcionaron detalles suficientes sobre la justificación del ataque.
El vicepresidente Mike Pence afirmó el mismo jueves que Soleimani “viajaba por la región haciendo planes para llevar a cabo un ataque contra personal y fuerzas estadounidenses”. Dijo que no era posible compartir todos los detalles de inteligencia con los legisladores.
“Cuando se trata de inteligencia, tenemos que proteger a las fuentes y los métodos. Sólo hay una cantidad específica que podemos compartir con cada miembro del Congreso”, comentó durante una entrevista con el programa “Good Morning America” de la cadena ABC. “Pero los que hemos visto toda la evidencia sabemos que fue un caso convincente de una amenaza inminente contra estadounidenses”.
Por su parte, Trump dijo que recibió “llamadas de varios senadores y varios congresistas y mujeres diciendo que fue la mejor presentación que habían tenido”.

Follow Us on Social

Most Read