gente “siga alerta” ante los riesgos, mientras delineaba planes para comenzar a aliviar lentamente las medidas que congelaron a la mayor parte de la economía por casi 7 semanas.

Si bien su gobierno estaba dando instrucciones para Inglaterra, quiere que las otras naciones que también constituyen el Reino Unido -Gales, Escocia e Irlanda del Norte- adopten el mismo enfoque.

Pero surgieron divisiones inmediatamente, ya que la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dijo que se aferrará al mensaje actual de “seguir dentro de casa”.

Johnson anunció un alivio de las restricciones limitado, incluyendo la posibilidad de que la gente salga a ejercitarse con mayor frecuencia y alentar a quienes no pueden trabajar desde casa a regresar a sus empleos.
“Este no es momento para simplemente poner fin al confinamiento esta semana”, dijo en un mensaje transmitido por televisión. “En cambio, estamos dando los primeros pasos con cuidado para modificar nuestras medidas”.

El gobierno de Johnson ha enfrentado críticas de los partidos de oposición y otros por su manejo de la pandemia y el primer ministro no quiere aliviar el cierre pronto.

El saldo de muertos por coronavirus en Gran Bretaña, de 31.855, es el segundo más alto del mundo, ubicándose solo detrás de Estados Unidos. La mayor cantidad de casos y víctimas fatales ocurrieron en Inglaterra.

La decisión del gobierno, de reemplazar su consigna de “permanezca en casa”, fue criticada por los partidos de oposición que calificaron al nuevo mensaje de “seguir alerta” como muy ambiguo.

Más temprano Johnson tuiteó un nuevo póster del Gobierno que enumera las reglas que incluyen “permanecer en casa tanto como sea posible”, “limitar el contacto con otras personas” y “mantener la distancia si se sale”.

Follow Us on Social

Most Read