migrantes contagiados ingresen al país, según un documento de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) divulgado este lunes.

El documento académico "Migrantes en el noreste de México y su vulnerabilidad ante el COVID-19" indicó que preocupaba la propagación del virus en centros de detención de migrantes en Estados Unidos y que ese país deporte a personas infectadas a naciones como México.

Autoridades migratorias estadounidenses habían confirmado 986 contagios del COVID-19 en población migrante en centros de detención hasta el 1 de mayo, mientras que Guatemala y Haití han reportado casos positivos en migrantes deportados a esos países, recordó.

Expuso que, por otra parte, Estados Unidos facultó a su Patrulla Fronteriza en marzo a procesar y deportar mexicanos y centroamericanos "en el campo" sin realizarles exámenes médicos, bajo un esquema de expulsión exprés que ignora todo proceso legal y que fundamentó en salud pública.

"La deportación de migrantes a México por parte de Estados Unidos de forma unilateral, rápida y a altas horas de la noche dificulta el seguimiento y la revisión médica de estos migrantes e incrementa la posibilidad que personas contagiadas están ingresando al país sin el conocimiento o revisión de las autoridades mexicanas", señalaron los autores.

Según el documento de El Colef, institución de investigación que estudia las fronteras de México, cifras preliminares mostraban que el número de mexicanos repatriados por Estados Unidos en marzo, durante la pandemia, fue ligeramente mayor al del mismo mes de 2019.

La mayoría de los mexicanos deportados son originarios del sur, oeste y centro de México, por lo que al regresar a sus comunidades podrían representar un vector de contagio al infectar personas en su entorno o al contraer ellos el virus durante su viaje, planteó.

El documento recordó que en Tamaulipas, entidad fronteriza del noreste de México por donde Estados Unidos realiza más deportaciones, un mexicano repatriado en abril contagió a 14 personas en un albergue migrante porque no sabía que portaba el virus.

"El riesgo es aún más grande ya que en la gran mayoría de los casos, la entidad de origen de los mexicanos repatriados se encuentra fuera de la región fronteriza", agregó El Colef.

Previo al documento, expertos y defensores habían alertado desde abril que las deportaciones de Estados Unidos hacia América Latina durante la pandemia, sin antes hacer prueba a los migrantes, arriesgaba a países de la región con sistemas de salud frágiles.

A la fecha, autoridades o prensa local en México, Guatemala, Haití, Jamaica y Colombia han informado de casos positivos entre migrantes deportados de Estados Unidos, según distintos reportes.

Follow Us on Social

Most Read