En 2003, en lo que se denominó la Primavera Negra, "el régimen del fallecido Fidel Castro frustró una convocatoria a favor de la libertad de expresión condenando a la cárcel a 75 disidentes, entre activistas, médicos y 32 periodistas independientes", recordó la SIP en un comunicado.

De acuerdo con el organismo regional, todos aquellos disidentes "fueron sometidos a juicios sumarios y sentenciados a penas de entre 6 y 27 años de prisión, tras acusarlos de violar la Ley 88 (conocida como ley mordaza) que castiga a quienes conspiren con ayuda extranjera contra la independencia nacional y la economía".

El pasado jueves 26 de noviembre, quince personas, entre ellas los periodistas independientes Iliana Hernández, de CiberCuba; Esteban Rodríguez, colaborador de ADN, y Carlos Manuel Álvarez, de la revista literaria El Estornudo, fueron desalojadas por la fuerza de una casa del barrio de San Isidro, en la Habana Vieja, en medio de una protesta pacífica que pedía la excarcelación del rapero Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión por desacato, destacó el organismo.

Isla bloquea Facebook, Instragram y YouTube

Luego del desalojo, la Seguridad del Estado mantiene una estricta vigilancia en los domicilios de los disidentes, a quienes se les prohíbe salir de sus casas, arguyendo que pudieran propagar el COVID-19, indicó el comunicado.

Además, denuncia el organismo, "el régimen también ha bloqueado Facebook, Instagram, Youtube, así como el acceso a medios internacionales tales como el Miami Herald y El Nuevo Herald, y el sitio de internet de la SIP".

Similitudes con la "Primavera Negra" de 2003

"La represión del Movimiento San Isidro tiene lamentables similitudes en sus orígenes y en su contención con aquella ola de violencia estatal en 2003, por lo que tememos que el gobierno de Cuba esté en vías de justificar una nueva Primavera Negra", lamentó el presidente de la SIP, el hondureño Jorge Canahuati.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la entidad, el argentino Carlos Jornet, expuso por su parte que "no es sorpresa para la SIP que la dictadura cubana obstruya e impida el derecho a la libertad de expresión, lo que desnuda más de 60 años de censura directa contra periodistas independientes y disidentes".

Follow Us on Social

Most Read