El golpe de la pandemia de coronavirus en las economías de América Latina provocará un recuperación lenta y desigual en la región. Para Moody’s Investors Service, la producción se mantendrá por debajo de los niveles de 2019 hasta al menos 2022. "La recuperación general hacia los niveles de producción prepandémicos será lenta y desigual debido al fuerte impacto en el empleo, la falta de redes gubernamentales de seguridad social, los altos niveles de informalidad económica, los ahorros limitados y niveles de ingresos más bajos en comparación con el resto del mundo", dijo la firma.
 
En el documento "Perspectiva negativa para América Latina y el Caribe en 2021 ante débil recuperación de la pandemia y presiones sociales", Moody’s destaca que México, Argentina y Brasil no alcanzarán sus rangos de producción de 2019 hasta al menos 2023.
 
"Poco probable" que mejore la calificación de Pemex: Moody’s
"Los países que dependen más de los servicios intensivos y los exportadores de petróleo enfrentan recuperaciones más débiles en comparación con las economías lideradas por las manufacturas, las cuales son escasas en la región. De las principales economías de la región, Chile, Colombia y Perú probablemente alcanzarán los niveles de producción de 2019 en 2022", dijo Moody’s.
 
La agencia añadió que mientras Chile y Perú implementaron medidas fiscales de más de 15% de su Producto Interno Bruto, similar en tamaño a las medidas en las economías avanzadas, mientras que con un espacio fiscal más restringido Brasil y Argentina adoptaron medidas sustanciales y México optó por limitar el tamaño de su estímulo.
 
Ante este entorno, la perspectiva crediticia de Moody's Investors Service para los países de América Latina y el Caribe en 2021 es negativa, lo cual refleja la expectativa de que las condiciones adversas que afectan su calidad crediticia continuarán en los próximos 12 a 18 meses.
 
S&P mantiene calificación de México; no descarta posible reducción
 
En ese entorno, Moody’s resalta que a pesar de la perspectiva de crecimiento que apunta a una reactivación económica en 2021, las crecientes presiones sociales dificultarán la capacidad de los gobiernos de restaurar el espacio fiscal perdido, lo cual ejercerá presión en la calidad crediticia en América Latina. "En 2021, muchas economías de América Latina experimentarán una recuperación del crecimiento, beneficiándose de efectos base favorables tras la contracción sin precedentes generada por el coronavirus en 2020, la peor desde la Gran Depresión. Como resultado de la flexibilización de las medidas de confinamiento y del apoyo en materia de políticas públicas por parte de los bancos centrales y los gobiernos, la reactivación económica que comenzó en el segundo semestre de 2020 continuará. 
 
Muchas economías de la región crecerán más del 3%, pero el PIB permanecerá por debajo de los niveles previos a la pandemia tras una contracción de más del 5% en 2020", añadió.

Follow Us on Social

Most Read