apoyar el asalto que varios de sus seguidores llevaron a cabo en el Congreso de Estados Unidos el 6 de enero.

Bernie Thompson acusó a Trump, a su abogado Rudy Giuliani, y a grupos extremistas de vulnerar la ley conocida como "ley Ku Klux Klan", creada para proteger los derechos de los afroestadounidenses tras el final de la Guerra Civil estadounidense (1861-65) y de la esclavitud.

En su demanda, presentada en una corte de Washington tres días después de que Trump fuera absuelto por el Senado del cargo de "incitación a la insurrección", Thompson alude a una cláusula de la ley que prohíbe conspirar para impedir que funcionarios federales lleven a cabo su labor.

Según él, Trump, Giuliani y los grupos extremistas Proud Boys y Oath Keepers conspiraron "mediante la fuerza, la intimidación y amenazas" para evitar que el Congreso realizara su trabajo de certificar la victoria en las presidenciales del demócrata Joe Biden, el acto que interrumpieron los seguidores de Trump el 6 de enero.

"Los acusados actuaron de común acuerdo para incitar y llevar a cabo una revuelta en el Capitolio animando a un conjunto de personas a adoptar un comportamiento tumultuoso y violento o a amenazar con hacerlo, creando un grave peligro o daño al demandante y otros miembros del Congreso", afirmó Thompson.

Asimismo, el congresista declaró que el asalto al Capitolio, que dejó cinco fallecidos y numerosos heridos, surgió de un "plan común que los acusados perseguían desde las elecciones celebradas en noviembre de 2020".

Follow Us on Social

Most Read