una reunión presencial durante una conversación telefónica de más de dos horas, pese a las tensiones sobre Taiwán que llevaron al presidente chino a advertir a su homólogo estadounidense de que "no juegue con fuego".

Según una funcionaria estadounidense que pidió el anonimato los dos dirigentes, que todavía no se reunieron cara a cara desde que Biden fue elegido presidente, acordaron que sus equipos busquen el momento apropiado para hacerlo. No se anunció una fecha.

Las dos partes calificaron la llamada telefónica - la quinta reunión virtual entre ambos- de "franca", un término diplomático que significa que sigue habiendo muchos desacuerdos.

La agencia de noticias estatal Xinhua informó que el presidente chino hizo una advertencia a Biden sobre Taiwán, que Pekín considera parte de su territorio y quiere recuperar, si fuera necesario mediante la fuerza.

"Aquellos que juegan con fuego acabarán quemándose", avisó Xi a Biden. En la última conversación entre ambos, en noviembre, le dijo lo mismo

"Espero que la parte estadounidense lo entienda perfectamente", agregó Xi, cuyo país lleva días amenazando con "consecuencias" si la jefa de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, sigue adelante con sus planes de viajar a Taiwán.

Follow Us on Social

Most Read